domingo, 31 de mayo de 2009

Nadal cae

Empieza la semana y estos dos primeros días hay un seminario de Google. Hoy iré sólo por la tarde porque el resto es bastante básico.

Así adelanto cosas en la oficina. Aunque el día ha estado bastante tranquilo. He bajado a comer con Claudine a Circle. A punto hemos estado de irnos a la terraza, a coger calor para el frío de la oficina, pero era demasiado.

Por la tarde, han ido a Abu Dhabi a presentar el concurso de Etisalat, como si tuviéramos alguna opción.

Yo me he acercado al seminario pero no he durado más de una hora. Este primer día es más para explicar lo básico.

He empezado a seguir el partido de Nadal por Internet y me estaba poniendo muy nerviosa. En cuanto he salido, directa al Radisson de aquí al lado a ver el partido. La verdad es que se veía que no estaba cómodo y, además, el sueco estaba muy metido en el partido, le entraba todo al tío. Bueno, así es el tenis y, al fin y al cabo, Nadal es humano.

Luego he ido a hacer compra y preparar la cena en casa y la comida para mañana, que estoy harta de los menús de abajo.

Una larga charlita con mis padres para contarnos del fín de semana, otra más cortita con mi tía Blanca y a dormir.

Se acabó mayo.

sábado, 30 de mayo de 2009

San Fernando

Hoy he tenido que levantarme a las 7:15 para poder llegar a lo del carné a las 8:00. Al llegar, ya había una cola bastante larga, daba igual si tenías cita o no. Tal y como estaba el percal, me las veía allí hasta la hora de comer. Por suerte, ha sido rápida la cosa. Eso sí, el funcionario español es más avispado, por mucho que nos quejemos de ellos. Aquí se bloquean porque en nuestro pasaporte hay dos apellidos, además el mío es largo. Ha tenido que llamar al supervisor para que le explicara qué hacer con ellos. Yo le decía que se olvidara del segundo, lo siento mamá. Pero nada. Total que al final me llamo: María Luisa López de Carrizosa Ravina. Ha metido el segundo apellido como segundo nombre, con dos narices.

Al salir, un vistazo al aparcamiento de los empleados para ver el nivel del funcionario aquí. Son todos Infiniti, BMW, Mercedes, incluso un Porsche, casi nada.

Como he salido más pronto de lo que esperaba, a las 9, pues me he ido a dormir otro rato, que sienta la mar de bien. Hasta las 11:30, que me ha recogido Osama para ir a desayunar a Paul.

Luego hemos ido a Sharjah a ver a sus padres, porque comer no íbamos a comer. Muy gracioso porque me han estado enseñando fotos y había una de sus dos tías vestidas de gitana.

Por la tarde pasamos por el taller de Volkswagen porque mi coche hace un ruido raro desde el jueves por la noche. Viene como de la parte trasera. Al final, es sólo que el filtro de la gasolina está sucio. Estos coches que pitan por todo.

El resto de la tarde ha estado tranquila. Pedimos Wagamama a modo de merienda-cena mientras veíamos una película en el sofá.

Luego he ido a casa a intentar hablar con mis padres, pero no estaban en casa, así que he leído un ratito y a dormir. No sin antes bajar a quejarme de nuevo por mi vecino, que la tiene montada en casa de nuevo.

Sorpresa en Roland Garros: Djokovic ha caído mucho antes de lo esperado. Esto facilita el camino a Federer hacia la final.

Y felicidades a los Fernandos y Fernandas, que en mi familia hay unos cuantos.

viernes, 29 de mayo de 2009

Rebajas de Chalhoub

Después de media semana especulando y hablando sobre las rebajas, llegó el ansiado día. He ido temprano con Emilie, que tiene el coche en el taller, arreglando el aire acondicionado. A ella le toca trabajar, pobre.

A las 10:30 de la mañana ya había gente en la puerta haciendo cola, y aún quedaban dos horas para abrir, tremendo.

Yo me he ido a desayunar a la cafetería del hotel, con mi libro a cuestas. Desde allí, he hablado con mis padres, que están de Primera Comunión hoy; mi sobrina Bibiana.

Luego han venido Carlos y Ale y hemos estado haciendo tiempo. Mientras, diseñábamos la estrategia. Emilie, que ya estaba dentro, nos ha estado dando información privilegiada.

Una vez abiertas las puertas, nos hemos aventurado a entrar. Primero directa a la sala donde están los Tods y los polos y camisas de Ralph Lauren. Como siempre, los grandes triunfadores son los sobrinos. Los polos estaban a 10 euros. Christian Dior estaba al 90%; vi un traje que era muy mono pero hay que ser racional en estas cosas, así que lo dejé en la percha.

En resumen: polos para los sobrinos, una crema para mi madre y nos jabones exfoliantes de un spa muy bueno, que estaban tirados. Y a mí estas tonterías me encantan. Ah, y unas sandalias marrones de Fendi muy monas.

Para salir ha sido toda una aventura porque, cada vez que abrían la puerta para dejarnos ir, se colaba gente que estaba esperando en la puerta, un desastre. La pobre Emilie se ha quedado encerrada dentro como 20 minutos.

Nos hemos ido directos a comer a JBR, que estaba completamente vacío. Claro, ¿quién va a estar en la calle con 43 grados? Todos a refugio del aire acondicionado.

Después de comer, me he quedado en casa, leyendo un ratito, durmiendo un poco de siesta y organizando mi estudio, que está hecho un desastre. El resto de la tarde se ha pasado volando. He hablado con mi prima Lola, que hacía mucho que no nos poníamos al día.

Y así se me ha pasado la tarde, rapidísimo, haciendo cosas. A las 11 me metía en la cama que ya estaba muerta.

jueves, 28 de mayo de 2009

Hasta pronto, Ignacio

Hoy he tenido que subir dos veces a mi casa antes de salir del aparcamiento. Primero, me había puesto mis nuevas alpargatas pero se me sale el pie izquierdo, así que he subido a cambiarme de zapatos. Luego, se me había olvidado el formulario del Emirates ID (el carné de identidad) y el pasaporte, de vuelta para arriba a recogerlo que por la tarde tengo cita.

En la oficina, he estado terminando la propuesta de ayer, que hay que dejarla enviada antes de las 3 de la tarde. Así que hasta las 2:30 no he parado.

Me he bajado directa a comer, que tenía más hambre que el perro de un ciego.

Luego he adelantado un par de cosas y hemos subido a celebrar el cumpleaños de Makram. Cantando el tradicional "cumpleaños feliz" y él apagando las velas de la tarta de chocolate.

A las 17:00 me he ido directa a la oficina del Emirates ID. Pero mi gozo en un poco pues el sistema no funcionaba y no podían hacer nada. Así que tengo que ir el sábado a las 8 de la mañana. Una gracia.

En vista de lo cual, me he ido directa a casa de Laura. Estaba allí Navid, un compañero suyo; recién llegado de Salamanca de un curso intensivo de español.

La pobre Laura estaba muy triste hoy; es el último día de Ignacio en Dubai. En la guardería, le han regalado una camiseta con las huellas de las manos de sus compañeros, muy graciosa.

Hemos estado ayudándole con todo lo que se tienen que llevar, que van como los gitanos. Cenamos unas pizzas y rumbo al aeropuerto. Como no cabía todo, hemos dado dos viajes: uno Dani con todas las maletas y en el otro Laura, Ignacio y yo.

La despedida ha sido rápida, mejor. De todas formas, seguro que nos vemos en verano, que está a la vuelta de la esquina.

Y ya, de vuelta a Marina, a nuestras respectivas casas.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Despidiendo a Rayan, de MSN

Esta mañana venía con muy pocas ganas a la oficina. Es que no tenía mucho que hacer. Pero al final, ha sido más productivo de lo que esperaba.

Ha venido Rayan, de MSN, a despedirse y presentarnos a su compañero, que nos va a llevar ahora. La verdad es que ha sido triste porque es de las mejores que hay, además de que tenemos muy buen trato con ella. Se vuelve al Líbano a terminar un máster. Esperemos que le vaya bien.

Desde MPG se ha organizado un concurso para potenciar ideas creativas. Han dividido en 4 equipos y enviado el briefing a todos. Como hay 4, nosotros somos sólo 3, pues serviremos de consultores para los diferentes equipos. A ver qué tal sale esto.

A mediodía hemos ido Carlos y yo a comer con Osama en su zona, así cambiamos un poco el menú, que estamos hartos de las dos opciones de siempre. Carlos nos ha traído unas alpargatas a cada uno. Son chulísimas y el color muy original, un beige un poco tirando a verde. Lo que las voy a usar.

De vuelta, nos ha traído Osama a la oficina, en vez de coger un taxi. Hacía, nada más y nada menos que 47 grados. No sé qué vamos a dejar para agosto, en serio.

Joe me ha largado una propuesta para un evento en India a principios de año, así, al menos, he estado más ocupada.

Para terminar la jornada laboral, nos hemos reunido con Jamie, de Euro, para planificar un curso de digital en septiembre. Primero se va a hacer sólo internamente, para formar a los equipos. Si sale bien y surge la oportunidad, se organizará para clientes.

He ido directa a Waitrose, el supermercado, para comprar algo de pescado para cenar. Luego a casa de Osama, preparar la cena y ver una película, que no sé cómo se llamaba pero era entretenida.

Teníamos intención de ir a casa de Carlos y Ale a ver un poco de la final de la Copa de Europa, pero se ha quedado en eso. Además que yo no soy muy futbolera. A mí que me den tenis. Por cierto, ya hay españoles en tercera ronda.

martes, 26 de mayo de 2009

Rebajas para el finde

Esta mañana hemos recibido una buena noticia: este fin de semana son las rebajas de Chalhoub. Se hacen dos veces al año; en noviembre y en mayo. Este año son especialmente interesantes porque, debido a la situación económica mundial, han vendido menos que en la postguerra. Así que estamos todos locos. Joe y yo le hemos estado explicando a Salma cómo funciona, los trucos, la estrategia, etc. La pobre estaba flipando, incluso asustada con las historias.

Carlos ha llegado esta mañana, después de su fin de semana largo en España. Hemos bajado a comer al italiano así me contaba de su celebración de cumpleaños. La verdad es que da gusto una paradita así. Lástima que esté tan lejos. Porque a veces se necesita escapar aunque sea un par de días.

Por la tarde hemos tenido una mini-reunión con un soporte de Omán. Mucha idea de online no tenía el pobre hombre porque decía que tenía 130,000 usuarios y 70,000 páginas vistas. Creo que no hace falta ser ingeniero informático para darse cuenta de que eso no puede ser. Más bien al revés.

A las 17:45, han cortado el acceso al servidor durante media hora. Me podría haber ido pero estaba esperando una contestación de un cliente. Al final, como siempre, esperar para nada.

Me he ido directa a casa de Laura y Dani. Luego se han unido Osama y Emilie, que ha ido a dejar su coche para que le arreglen el aire. Ahora sin aire no se puede ir a ningún lado.

Ahí hemos estado achuchando a Ignacio y de charleta. De vuelta, con Emilie en el coche, nos ha entrado bajón porque aún pensamos que Ignacio se va de vacaciones, que en septiembre le tenemos de vuelta. Y con Laura y Dani, pues tres cuartos de lo mismo. En fin, mejor no pensarlo mucho.

Ya en casa, he charlado con mis padres desde la camita, ¡qué alegría de wifi! Luego, media vuelta y a dormir.

lunes, 25 de mayo de 2009

Cenando con Laura

Hoy me he levantado con muy pocas ganas de ir a la oficina, no por lo de ayer sino porque esta semana está la cosa más paradita.

En todo el día, he aprovechado para actualizar informes y trabajar en cosas para las que nunca tenemos tiempo. Así que no ha estado mal el día.

Ha venido Osama a comer y, por variar, nos hemos ido a La Moda. Pero estoy ya bastante cansada de ambos sitios. Me sé los menús de memoria.

La tarde ha estado un poco más aburrida, pero mejor, así puedo salir pronto. He estado siguiendo el partido de Nadal en Roland Garros, ya ha pasado a segunda ronda.

Hemos ido a ver a Ignacio, tenemos que aprovechar su última semana. Está el tío que se sale. Ha estado riéndose a carcajada limpia con Osama, jugando con un avión de peluche.

Después de acostarlo, hemos preparado la cena: una ensalada muy rica y un sandwich de pavo. Dani estaba en una entrega de premios y se ha unido luego. Ya les hemos dicho que se reserven el día 5, que les estamos organizando un plan sorpresa.

De vuelta a nuestras casas, he estado hablando con mi prima Marta. Ha sido rapidito porque las niñas se estaban peleando de fondo. Así que a ver si mañana seguimos con la charleta.

domingo, 24 de mayo de 2009

Bronca con Joe

Ya intuía yo que hoy la íbamos a tener. Si lo conoceré yo.

El jueves, envió Carlos un correo a la chica de Axa, que quería tener una reunión con nosotros para activar una campaña en Internet. Era hoy a las 10:00. 10 minutos antes, he llamado a Joe para ver si le quedaba poco por llegar o no.

La cliente ha llegado puntual, a las 10:00 y aquí no estaba el señor marqués. Así que he subido yo a recibirla. Pues, al verme, me ha dicho muy serio que él es el que decide si yo voy a una reunión o no. Con lo cual, he ido a coger mi cuaderno para volverme a mi sitio. Por supuesto, no me he quedado muda, claro. Pero bueno, allá él con su arrogancia.

Yo he seguido a lo mío y, cuando no he tenido nada que hacer, me dedico a mis cosas. Eso sí, como siempre, luego se dedica a hacerme la pelota. Aún no sabe que esas cosas conmigo no sirven.

He bajado a comer con Claudine, que nos hemos desahogado mutuamente.

Y el resto de la tarde, ha estado un poco aburrida pero tampoco pasa nada, así he tenido tiempo para contestar correos personales, pensar en el futuro y charlar un ratito con mi tía Blanca. Con mi madre no he podido mucho, sólo hasta que mi hermano ha llegado de una boda, a las 7:30 españolas. Lo que son las cosas, para mí empieza la semana laboral y para él las horas de sueño, jajaja.

He salido a mi hora, como está mandado. Me he ido directa a casa a hablar con mis padres, que al menos me han alegrado la tarde. Luego he estado preparando la cena mientras Osama me instalaba el router, ya no me puedo conectar a Internet sin necesidad de cables, muy cómodo.

Luego, he estado planchando un ratito, al menos lo imprescindible para seguir vistiéndome por las mañanas, jajaja.

Antes de dormir, sigo leyendo mi pianista un ratito.

sábado, 23 de mayo de 2009

A 46 grados, señores

Si ayer hacía calor, lo de hoy no tiene ni nombre. Estamos a 46 grados, nada más y nada menos. Ya ha llegado el verano.

Al levantarme, he ido al supermercado a por algo para desayunar porque no tenía nada. Nada más llegar, he tenido que coger un zumo porque no podía de calor, incluso me estaba mareando. A la vuelta, lógicamente, he tenido que coger un taxi porque era incapaz de andar, y eso que sólo son 250 metros como mucho.

He ido con Osama a intentar hacerme el Emirates ID, es el carné de identidad de aquí, que lo acaban de instaurar. Todos los que tengamos contrato laboral aquí tenemos que tenerlo. Como era de esperar, estaba lleno. También es que el ritmo al que curran, no tiene desperdicio, nada de estrés. Pero bueno, tengo cita para el jueves a las 17:30.

Como teníamos tiempo, hemos pasado a lavar el coche. Por 9 euros te lo lavan a mano por dentro y por fuera. Mientras, esperamos en una salita con aire acondicionado.

De allí, íbamos directos a la comida con Laura, Dani y más amigos, pero el aire del coche ha decidido pararse, cuando estamos a 46 grados. Así que hemos ido a coger el mío, no está la cosa para tonterías.

La comida he estado genial. Hemos ido a Saladicious, que tienen un bufé buenísimo. Estábamos los siguientes: Dani, Laura, sus padres, Emilie, Elizabeth, Carlos y Melisa, Jeremy y Margarita y Bego con Pranav, que por fin lo conocíamos. Ignacio estaba en su salsa, jugando como si fuera uno de los niños mayores. Ya había gente despidiéndose de él pero, como si nada. Qué penita que se nos vaya el jueves ya.

Luego, hemos pasado un momento por el Dubai Mall, que teníamos que comprar algo en la librería. Increíble, hemos conseguido ir sólo a eso, sin perdernos en otras tiendas ni nada. Y mira que es el mall más grande del mundo. Que, por cierto, no deben estar vendiendo ni pipas porque no hacen más que tener promociones y sorteos.

Directos a Jebel Ali para ir a Misa. Siempre digo que no voy más pero es que hoy no tenía elección, la otra me pillaba en la otra punta.

Y yo tendría que haber planchado pero tenía un dolor de cabeza tremendo. Este calor, que llega sin avisar, y no habré bebido suficiente agua.

Antes de dormir, he intentado hablar con Carlos, que es su cumpleaños y lo está celebrando como es debido: en España con la familia. Pero no lo he conseguido, lo tenía apagado.

Así que a las 22:20 estaba ya planchando la oreja.

viernes, 22 de mayo de 2009

Paseo por el parque

Hoy me he levantado temprano, a las 10:00, así aprovechamos el día.

He ido por última vez andando a casa de Osama. Digo última porque ya hace un calor espantoso, no se puede hacer vida exterior. Es lo que nos queda hasta mediados de octubre.

Hemos comido en Sharjah y viendo el plan de verano. Parece que ya está todo cerrado. Ahora queda ir a la embajada a por las visas.

Después de la gran comida, celebrando el cumpleaños de un tío de Osama, nos hemos vuelto a Dubai. Como no teníamos ningún plan, hemos pasado por el parque para dar un paseo. Al principio se estaba muy bien, nos hemos tirado en la hierba un rato y corría un aire fresquito. Nos tomamos un helado en 5 minutos porque, sino, se derrite, jajajaja.

Luego ha empezado a subir la humedad y nos ha dejado destrozado. Así que a las 20:30 estábamos tirados en el sofá viendo una peli de Jenifer Aniston. Cuando ha terminado, me he ido directa a casa a dormir.

jueves, 21 de mayo de 2009

Día más entretenido

Por fin hemos tenido la reunión con Faces, que se llevaba aplazando desde el martes pasado. Según me decía la cliente, le han gustado mucho todas las posibilidades y pretende empezar a usar Internet en agosto. Sólo tiene que arreglar un pequeño problema con su página web y, entonces, ponerse manos a la obra.

El resto del día he estado trabajando pero a menor ritmo, que ya toca por un día. Charlaba con mi madre y mi hermano, mi prima Lola, Irene y Celia, que me sigue leyendo todos los días, increíble.

He bajado a comer con Osama y Carlos, que se va esta noche para España. Está que no ve la hora de meterse en el avión. De buena gana le acompañaba yo aunque fuera sólo para cargarle las maletas.

Por la tarde, ha pedido unos donuts para pre-celebrar su cumpleaños. En la oficina no entendían nada porque aquí la tradición es al revés: ellos se encargan de comprar una tarta al cumpleañero.

Luego he estado terminando el plan de Mango y me he ido a casa.

Esta noche hemos ido a cenar con Dani, Laura y sus padres a Legends, un restaurante de carne en el club de golf del Creek, que está muy bien. Éramos los únicos en todo el sitio, luego ha llegado una mesa de 2. Según nos ha contado el camarero, es lo normal en verano.

Después de la gran cena, hemos intentado ir al Skybar del hotel Address pero ni siquiera nos dejaban entrar al hotel, de lo llenísimo que estaba. Así que cambiamos al patio del Al Manzil, que pasaba tres cuartos de lo mismo. Total, que hemos terminado tomando una copa en el australiano que hay en ese hotel.

Y ya para casa, que estábamos todos bostezando.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Reunión cancelada, de nuevo

Teníamos prevista una reunión con Faces, un cliente. Pero, como ayer, la ha cancelado, llevamos toda la semana posponiendo. Parece que es mañana a las 10:00 pero yo ya no me fío.

El día ha estado un poco más tranquilo. Como ya tengo preparada la presentación, pues una cosa menos que hacer. Pero he seguido con otras propuestas.

Por la tarde, hemos tenido de nuevo reunión con el proveedor de móvil. Como es amigo de Georges, nos tienen que meter el proyecto por narices. Y yo no termino de ver la genialidad. Pero bueno, mejor no decir nada.

He salido más tempranito hoy, menos mal. A casa a preparar un rico salmón y una ensalada para cenar. Mientras, hablaba con mis padres.

El día no ha dado más de sí. Después de cenar y recoger la cocina, me voy a leer un ratito y a dormir temprano.

martes, 19 de mayo de 2009

Presentación en Givenchy

Ya estamos a mitad de semana y seguimos sin parar. Yo he estado parte de la mañana terminando la presentación de esta tarde.

Me he bajado a comer a Circle con Carlos, aprovechando la terraza que poco nos queda. Así también cogemos calor para volver a la oficina, que el aire está a tope.

Luego he ido con Dany a la reunión con Givenchy. Toda una excursión porque están al lado del aeropuerto. Me iba contando historias de sus mellizos por el camino, se le cae la baba con ellos. De momento, están en Líbano pero llegan el 16 de agosto.

La reunión ha ido bien. Nos ha dicho que no tiene presupuesto para este año pero que, para futuras acciones, están muy convencidos de usar Internet. Ha terminado dándonos un briefing y, en caso de tener una muy buena idea, podrían lanzarse.

De vuelta en la oficina, he terminado un par de cosas urgente para poder irme a casa, que estoy cansada. Y cabreada porque cada vez me entristece más leer las noticias de España. Ahora resulta que un ser vivo no es un ser humano, entonces ¿qué es un ser vivo antes de ser humano? ¿un mono, un burro? Para burra lo que tenemos por Ministra, ¡qué pena!

En principio, íbamos a ir a casa de Laura pero, claro, he salido tarde y ya no daba tiempo. Así que he ido a casa de Osama a ver un ratito la tele y a las 22:00 ya estoy en mi casita, a punto de planchar la oreja.

lunes, 18 de mayo de 2009

Vuelta al ahorro

Anoche al final me dieron las 12 y esta mañana, claro, me ha costado la misma vida levantarme.

En la oficina sin novedad, más de lo mismo. He terminado la presentación y seguido con varias cosas más. Ahora, un plan de L'Oreal que estaba aprobado y comprado, hay que bajarlo a la mitad, toma ya. Vamos, una gracia.

He bajado a comer con Claudine, que me ha estado contando su viaje a Francia y el lío que tienen con los papeles para la boda. De verdad, qué complicado es casarse en el país galo.

He vuelto a salir tarde, pero no tanto como ayer. Antes de salir, hemos tenido un chateo a tres entre Carlos, mi prima Lola y yo, nos hemos reído mucho.

Directa a Waitrose para hacer algo de compra. Hay que volver a la sana costumbre de cenar comida casera; más barato y sano. Así que pescadito y carne a la plancha.

Mientras cenábamos un atún riquísimo, hablaba con mis padres y mi hermano, que está aún en Jerez, de lunes de resaca. Me ha estado contando un poco de la feria.

Y, después de recoger la cocina, a leer un rato para coger bien el sueño, aunque a mí no me hace mucha falta, jeje.

domingo, 17 de mayo de 2009

Vuelta a la realidad

Y menuda realidad, porque esta semana pinta movidita. Tenemos bastantes cosas encima de la mesa.

Además de lo que ya tenemos, ha salido un envío urgente de SMS para Faces. A lo tonto, era un cliente con el que casi no contábamos y va invirtiendo poco a poco, a base de envíos. También tenemos reunión esta semana con ellos, a ver qué tal se da.

Gran parte del día he estado preparando la presentación que tenemos con Givenchy el martes.

A mediodía, he bajado a comer con Carlos y nos hemos encontrado con Ale y sus compañeros. Así que nos hemos unido todos en La Moda, que los domingos tienen un bufé muy bueno.

Por la tarde, había un momento en que me estaba quedando frita, tenía un sueño tremendo. Menos mal que ahora hace frío en la oficina, han arreglado el aire acondicionado y hemos pasado al otro extremo: nos helamos.

Entre diapositiva y diapositiva, seguía la final del Masters de Madrid a través de Internet. Esta vez no ha podido ser, ha demostrado ser humano. También nos conviene a los aficionados al tenis que Federer se venga arriba. Señal de que aún nos queda muy buen tenis por ver.

Acabada la jornada laboral, he ido a cenar con Osama al paseo de JBR, que hacía mucho que no íbamos.

Después, me he quedado en casa para hablar con mis padres. Mi hermano había ido al fútbol, a ver si el Xerez sube a primera.

Y a seguir con "El Pianista" antes de dormir.

sábado, 16 de mayo de 2009

Se acabó lo bueno

También hemos madrugado hoy, que a las 8:30 habíamos reservado el kayaking. Mientras íbamos, veíamos que se estaba levantando mucho viento. El coordinador nos ha avisado de que hoy no iba a ser muy divertido pues nos teníamos que quedar remando en la bahía, estaba el mar muy fuerte.

A pesar de los pesares, nos lo hemos pasado muy bien. Incluso hemos volcado por mi culpa, que dejé de remar para beber agua pero Osama no lo sabía, jajaja. Íbamos en un kayak de dos así que... ¡zas! Al agua. Ha sido divertido al menos.

De ahí, nos hemos ido a desayunar como Dios manda, que ya había hambre.

La intención era quedarse un rato en la piscina pero no ha podido ser, el viento y la tormenta de arena eran muy fuertes, no se podía estar. Así que, ¿qué podemos hacer? Irnos a dar otro masaje, esta vez de 90 minutos. Este ha sido mucho mejor que el de ayer. Primero te exfolian la piel con sal y un jabón exfoliante. Después te envuelven en algas y lo dejan reposar unos 10 minutos, cubierta con una manta eléctrica. Una ducha y el tratamiento hidratante con piedras calientes, ¡qué gustazo! Así que hemos salido como nuevos.

En teoría, volvíamos en el barco de las 14:15 para el que teníamos que coger el autobús de las 13:45. Estábamos preparados en el hall del hotel cuando nos han dicho que, debido al temporal, están cancelados todos los barcos. Por un momento, hemos pensado que nos quedábamos ahí pero no, no caerá esa breva. Han organizado un ferry que sale a las 15:30. Mientras, hemos ido a comer.

En el ferry nos han montado en autobús y todo, para poder dejarnos en el mismo sitio donde teníamos los coches, un detalle.

De vuelta a Dubai, estábamos empezando a sufrir porque no veíamos ninguna gasolinera por el camino. La primera ha tardado en llegar al menos 150 km y eso que estamos en el país del petróleo. Como nos lo olíamos, llenamos el depósito nada más salir de Abu Dhabi, ayer.

Esta vez, se nos ha hecho un poco más larguito porque no hacíamos parada intermedia en Abu Dhabi pero también ha ido bien, hemos tardado menos de lo que creíamos. A las 8:30 estábamos en Dubai.

Por el camino, he intentado hablar con Fede, que es su cumpleaños. Pero no lo he pillado en ninguno de los teléfonos que tengo.

Hemos pasado por el supermercado a comprar algo de picar y cenar en casa de Emilie. Allí me he encontrado con una clienta, Mona, y casi no la reconozco. Sólo la he visto dos veces y, después de este mini-descanso de desconexión, cualquiera se olvida, jaja.

Ha venido Maan también, así le arreglaba el router a Emilie. Así que hemos cenado unas tapillas, comentado de experiencias viajeras de cada uno y a las 23:00 ya nos hemos retirado cada uno a su casa. A empezar la nueva semana.

Pero cómo cunde un fin de semana fuera. Parece que hemos estado de puente.

viernes, 15 de mayo de 2009

Ya estamos aquí

Hemos amanecido a las 8:00 para así poder salir temprano y aprovechar bien el día. Primero hemos ido a desayunar con Ban. Como es viernes y Abu Dhabi es más local que Dubai, están las cafeterías cerradas. Así que hemos terminado en una gasolinera. He de decir, que aquí son estilo americanas; tienen de todo.

Después hemos puesto rumbo al punto de embarque para coger el barquito que nos lleva a la isla. Teníamos reservado el de las 12:45. Según el GPS se Osama, "la china", eran unas 3 horas de camino. Hemos ido un poco más rápido de la cuenta para no perderlo. No sólo hemos llegado a tiempo, sino una hora y 15 minutos antes. Por suerte, había otro a las 11:45 y quedaban plazas. En vista de lo cual, hemos llegado una hora antes.

En la sala de espera, mientras llegaba la hora de embarcar en el barquito, mirábamos el mapa de la isla y exploramos las distintas actividades que ofrecen.

Al llegar a la isla, nos explican que se trata de un ecosistema y que, para mantenerlo, plantan un árbol por cada persona que llega de visita.

Un paseíto en bus hacia el hotel, que está a 20 minutos. Por el camino ya hemos visto muchos animales: gacelas pequeñitas y muchos pavo reales.

Nada más llegar, nos han recibido con un té fresquito unos dátiles buenísimos. Mientras, nos hacían el registro para las habitaciones.

Lo primero, después de instalarnos, ha sido reservar las actividades, por si acaso hay problemas de sitio: a las 4:30 vamos a ver los animales y mañana kayaking.

Después, hemos ido a comer en la piscina, darnos un baño con calma y tomar un poquito el sol antes de irnos de safari.

Durante el safari nos han explicado cómo surgió este parque natural. La isla, evidentemente, existía ya, ésta no es artificial. Pertenecía a la familia real de Abu Dhabi. Sheik Zayed, el fundador del país, construyó un palacete allí y empezó el proyecto. Se han plantado más de 3 millones de árboles y empezó a traer animales de diferentes zonas de África. También mantuvo las especies que ya existían, principalmente gacelas y antílopes árabes. Hace 5 años, se abrió al público y fue cuando se construyó el hotel, que sólo tiene 64 habitaciones.

Primera parada: a ver los huevos de avestruz. Lo que más impacta es ver lo fuerte que es por fuera. La guía nos animaba a montarnos encima, que no se rompían. Luego hemos visto tres avestruces.

En las siguientes paradas hemos visto el resto: muchísimas gacelas, antílopes árabes y africanos, y, por último, las jirafas. Tienen 40 en total y acaban de nacer 3, que tienen sólo 3 semanas. Hemos podido darles de comer unas ramas, era la única forma de que se acercaran. Dejo unas fotos.






Hemos vuelto al hotel a lo justo porque e 15 minutos teníamos un masaje en el SPA, hay que cuidarse. Ya que estamos aquí, ¿no?
Como siempre, son tailandesas, que Dios les conserve las manos. Nos han dado un masaje aromático estupendo. Nos hemos quedado como nuevos.
Luego hemos ido a cenar. Había una barbacoa de marisco alrededor de la piscina pero hemos preferido otro restaurante, tenía mejor pinta. Para terminar, en la terracita una shisha mientras oíamos las olas del mar, un gustazo.
Y a dormir.

jueves, 14 de mayo de 2009

De los jueves más esperados

Hoy es el cumpleaños de Rayan, de MPG. Pero no ha habido tarta ni ningún tipo de celebración, ¡qué sosos! Lo que sí hemos tomado es el manakhesh de los jueves. Dany nos ha estado contando aventuras de sus mellizos, Luca y Paolo. Ya empiezan a dormir menos y, claro, su pobre madre está agotada.

El resto del día he estado sin parar. Quería terminar todo pronto y poder irme a las 6 en punto. Así que ni he bajado a tomarme nada, clavada en mi sitio.

Y, efectivamente, a esa hora he cerrado el chiringuito. Directa a casa a por la maleta y a recoger a Osama para salir rumbo a Abu Dhabi.

Esta vez se nos ha hecho cortísimo, será que no hemos parado de charlar.

Hemos quedado con Ban para ir a cenar a un italiano muy chulo cerca de Marina Mall. Estaba muy orgullosa de haber descubierto un sitio agradable en Abu Dhabi, jeje. Como no conocemos nada de nada, pues siempre terminamos cenando en un mall, pero esta vez nos ha sorprendido Ban. Luego hemos estado fumando shisha en un libanés parte del mismo complejo. Riéndonos de los absurdos de esta ciudad y las tonterías que hacen con la cantidad de dinero que tienen.

Y a dormir a casa de Ban, que empieza a estar más habitada. Al menos, hay dos personas más viviendo en la gran villa.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Ntra. Sra. de Fátima

Hoy, además del día de la Virgen de Fátima, es el cumpleaños de mi amiga Ana. He intentado hablar con ella un par de veces pero no ha habido forma, supongo que andará pegada al teléfono.

Por la mañana, no podía levantarme de la cama. No tenía demasiado sueño pero se estaba tan bien...

Ya sabía yo que hoy me tocaba bronca con Houda. La hemos tenido por teléfono por el envío de SMS. Estaba venga a meterme prisa para que le diera la recomendación; no entendía que estaba esperando los datos de proveedor. Le he dejado bien clarito que si su equipo tiene tiempo para bajar a charlar con los compañeros y fumarse un cigarro en lugar de enviarnos la petición, no es mi culpa. Se ha puesto como una fiera, supongo que las verdades duelen.

Eso es lo más "interesante" que ha pasado hoy, el resto del día ha estado bastante ocupado con lo de siempre: presentaciones, propuestas e intercambio de correos.

He bajado a comer con Carlos, Laurent y Joe, en la Moda esta vez, que llevo tres días de Circle, ya está bien. Hemos estado charlando sobre Havas y Chalhoub, las ventajas y desventajas de la sociedad empresarial de la que formamos parte.

Después de trabajar, he ido a echar gasolina para tener el coche listo para el fin de semana. Nos vamos a una isla que hay entre Abu Dhabi y Qatar, ¡qué ganas!

Luego he ido a Waitrose con Osama a comprar un par de cosas y ya nos hemos quedado a cenar por ahí. Y poco más.

Yo me he ido a casa a preparar la maleta e intentar hablar con mis padres, que deben estar de feria.

martes, 12 de mayo de 2009

Antonio Vega

Sin duda, la muerte de Antonio Vega es casi la noticia del día; aparte del debate del Estado de la Nación, que no he seguido porque me pongo de los nervios. Siempre nos quedará su música.

En la oficina, más de lo mismo, un poco liadilla con cosas. Especialmente, con envíos de SMS y de correos.

Durante la tarde, han aparecido un par de veces Pierre, Dany y un señor que debía ser arquitecto. Venían a ver los distintos tabiques y paredes que hay en la oficina. Al parecer, el movimiento hacia la quinta planta va a ser rápido porque está prevista una inspección en las oficinas de Media City. Así que ahora tienen que ponerse las pilas y organizar todo lo desorganizado hasta ahora. Yo cada vez entiendo menos. Pero bueno, nos subimos arriba, que es lo importante. Del resto, mejor ni molestarse en pensar.

Me ha llamado Laura para contarme que le han dicho en la guardería que Ignacio ha dado unos cuantos pasos solito. Se va a arrancar a andar en menos que canta un gallo. Y eso que sólo tiene 10 meses, pero es que es muy espabilado.

He salido sobre las 19:30 y la tonta de Maya, de MPG, estaba abajo fumando un cigarro. De repente, se ha acordado que tiene que enviar una propuesta de SMS para esta misma tarde. Ya le he dicho que yo no tengo la culpa de que me lo pida 10 minutos antes cuando ella tiene la petición, al menos, desde ayer. Estoy harta. Se lo pasaré mañana.

Me he ido a casa a hablar con mis padres y preparar el salmón que no hice ayer de cena. Ha venido Osama, que se ha pegado una charla en español con mi madre de risa, se lo han pasado pipa los dos, vamos. Lo que puede llegar a hacer un traductor online, jajaja.

Después, a terminar la película de ayer y directa a dormir.

lunes, 11 de mayo de 2009

Hablando con mis sobris

En la oficina, ha transcurrido el día sin mucha novedad. Trabajando en varias cosas. La buena noticia del día es que parece que nos volvemos a subir al a quinta. Yo no entiendo los cambios de oficina en esta empresa. El que sea responsable de la asignación de espacios es de lo más inútil. El caso es que puede que antes de que termine el verano, estemos de nuevo con MPG.

Por la tarde, hemos tenido una reunión a través del teléfono con un proveedor de móvil. La verdad es que no es muy útil para nosotros porque la mayoría de nuestros clientes no tienen una base de datos. Bueno, ellos creen que la tienen, pero son en total unas 100 personas como máximo. Recuerdo una vez que una cliente tenía 35 y ya creía que era la bomba.

Luego me he ido directa a casa, que había quedado en charlar con mis padres y mis sobrinos, que iban a pasar la tarde a la feria, menuda aventurera es mi madre. Allá que iban con 5 niños a los "cacharritos". Íñigo ha estado muy callado hoy, como cortado. La que le voy a dar en cuanto lo vea, jaja. Ya con mi padre, me ha tenido que dar una mala noticia. Una penita pero, como siempre digo, Dios sabe más.

Después he ido a casa de Osama a ver una película. Iba a hacer un salmón para mañana pero su horno no funciona así que nada.

No la he terminado porque me he vuelto a casa a hablar con mi prima y mis sobrinas, que había quedado con ellas por fin. Me harté de reír con mi ahijada, está hecha un terremoto. Inés muy mayor ya, y muy lectora.

Y a dormir se ha dicho.

domingo, 10 de mayo de 2009

Empieza la Feria de Jerez

Empezamos una nueva semana. Salma no está ni hoy ni mañana, se ha ido de fín de semana largo a Egipto.

Joe ha venido un poco triste hoy; su mujer estaba embarazada de 7 semanas y anoche lo perdió. Está en Líbano para que la traten allí. Se le veía preocupado al pobre. Esperemos que se recupere pronto.

Ha estado la cosa más o menos tranquila hoy, aunque sin aburrirme; trabajando a un ritmo normal.

A mediodía, nos hemos bajado a comer Joe y yo con Osama a Circle, muy bien.

Y la tarde, sin demasiado movimiento. He estado chateando un ratito con mi tía Blanca y con Marcos, que iba a charlar con las niñas pero se me ha hecho tarde al final.

Por la noche, hemos ido a cenar a casa de Laura y Dani con Sue. Ignacio estaba ya a punto de irse a dormir pero, claro, con tanto movimiento, le entraron ganas de juerga al pobre. Miraba y se reía el tío, con esa cara de trasto que tiene, como para pedir ayuda para no irse a la cuna. No le ha servido de mucho, jeje.

Hemos cenado estupendamente, una ensalada muy rica y pollo al horno. Luego hemos estado charlando un poco y, por fín, me he copiado las fotos de la Nutella Party del año pasado.

De camino a casa, he intentado llamar a mis padres para decirles que hablamos mañana, que hoy me han dado ya las 12.

sábado, 9 de mayo de 2009

Vuelta al Royal Mirage

Hoy hemos ido a ver a los padres de Osama, que llegaron anoche. Nos han estado contando y enseñando fotos del viaje.

Después de comer, hemos ido a tomar un café con Mazen, un amigo de Osama y compañero de la Universidad. No hemos estado mucho porque queríamos llegar a Misa de 5.

Luego, mientras Osama estaba en el gimnasio, yo he estado viendo una película de Scarlett Johanson, que hace de niñera en Nueva York. No he podido terminarla así que la he dejado grabando.

Por la noche, hemos ido al Royal Mirage a tomar algo con los mismos de ayer más Sue y Maan. Hoy estaban los camareros fatal. Han tardado en traerle una copa de vino a Sue más de 40 minutos, increíble.

Esto es lo que ha dado de sí el fin de semana. El que viene, de expedición a una isla, no veo la hora.

viernes, 8 de mayo de 2009

Museo de Dubai

A las 9:30 estaba ya harta de dormir, normal. Para no perder el tiempo, me he bajado a la piscina a tomar el sol un rato. Estaba de lo más entretenida viendo a dos hermanos jugando a tirar unos palos fluorescentes y bucear hasta encontrarlos.

Luego, a casa a preparar gazpacho, ¡qué rico! Hemos comido en casa tranquilamente y, después, nos hemos ido al Museo de Dubai, siguiendo con los planes diferentes. Es que parece mentira que llevemos aquí tanto tiempo y no hayamos ido nunca.

Es más grande de lo que me esperaba y está muy bien organizado. Explica cómo pasaron de ser beduinos comerciantes a establecer los Emiratos como la capital comercial del medio oriente. Escenifican una casa de los inicios de Dubai, nada que ver con los lujosos apartamentos de ahora. También han recreado un zoco original, muy bien hecho. Se ven los diferentes puestos: de especies, el herrero, el tendero, el joyero, el de las telas, el de las perlas, etc. Y la escuela donde enseñaban a los niños el Corán.









Para mí, lo más impactante es saber que eso pasó sólo hace 40 años, muy fuerte. En una de las salas, proyectan un vídeo sobre el inicio del nuevo Dubai. Es increíble ver la diferencia en tan poco tiempo. Se ven fotos de Marina hace 10 años y no había nada, sólo desierto. Gustará más o menos pero no deja de ser admirable.
De allí, hemos ido a dar un paseo por el parque cerca del Creek, el más grande de Dubai. Nos hemos encontrado con un Delfinario, no teníamos ni idea de que existía ahí. Justo empezaba un show en 15 minutos así que hemos entrado a ver a los delfines y las focas haciendo de las suyas. Ha estado muy entretenido.

Luego hemos ido a casa de Jeremy y Margarita que habíamos quedado en pasar a verles. Anais estaba de lo más espabilada hoy, sabía que había visita y, claro, no quería perderse la juerga. Así aprovecho para dejar una foto.


Y, para terminar el día, nos vamos a Madinat Jumeirah con Emilie, Sylvie, Jasim y Virginie. Ésta última ha venido de París a visitar a Emilie y acaban de llegar de India. Nos ha estado contando un poco del viaje, que ha debido ser increíble.

Cuando ya nos han echado del sitio porque tenían que cerrar, hemos tirado cada uno para su casa.

No ha estado mal el viernes, nos lo hemos pasado muy bien.

jueves, 7 de mayo de 2009

Los porcentajes

Hoy ha sido un día bastante tranquilito, el resto de la semana ya ha dado bastante de sí.

Rayan me ha estado tomando el pelo con el manakhesh; decía que había pedido para todo el mundo pero se olvidó de mí, muy gracioso. Mientras lo comíamos, Dany nos ha estado contando las peripecias de ser padre de mellizos, aunque sólo los fines de semana porque su mujer y los niños están aún en Beirut.

Como estaba la cosa tranquila, he estado leyendo las noticias con calma, en distintos periódicos y viendo también cómo está el mercado inmobiliario en Madrid.

Me he hartado de reír con unas fotos de mi ahijada comportándose en Misa; se le ve de lo más formal, jajaja.

Luego he descubierto lo alegremente que dan los títulos en algunas universidades. Salma me ha preguntado, tan pancha, que cómo se hacía un porcentaje, he flipado. Me ha costado asimilarlo al menos un minuto porque mi cabeza no daba crédito. Una persona graduada, con título universitario, y ¡no sabe hacer un porcentaje! En fin, no lo entiendo.

Al salir de la oficina, he intentado ir al centro de buceo del hotel Jumeirah pero ya estaba cerrado. Iré este fín de semana a pedir información para hacer el PADI, el curso para poder bucear.

He ido a casa a hablar con mis padres y también con mi tía Blanca.

Había tres planes diferentes para esta noche: cena con unos compañeros de Osama en un restaurante francés, cena con Emilie y una amiga suya, y tomar algo y una shisha con Ban. Al final, como siempre, nos hemos apoltronado en el sofá y, semi-viendo un tostón de peli nos hemos quedado los 3 medio dormidos.

En vista de lo cual, a casita a dormir. A ver lo que nos tiene preparado el fin de semana.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Sin nada que destacar

El miércoles no ha dado mucho de sí. La mitad de la mañana la he pasado en la planta 5 viendo una cosa con Didier y repasando la reunión de Jaguar con Hadi y Jamie, un australiano que se acaba de incorporar a Euro.

He bajado a comer con Carlos, Osama y dos compañeros suyos a La Moda.

La tarde ha estado más tranquila, aprovechando para adelantar cosas y preparar propuestas pendientes.

De la oficina me he ido directa a Carrefour a hacer compra, que estoy de nuevo bajo mínimos.

Luego, en casa, de maruja un rato: la lavadora, preparando la cena y recogiendo el mini-apartamento. Ha venido Osama a cenar y hemos hablado con mis padres.

Mañana fin de semana, qué alegría.

martes, 5 de mayo de 2009

Saliendo tarde de la oficina

Hoy ha estado el día bastante movidito, no he parado hasta las 20:30. Tenía que terminar un ejercicio de costes para la oficina de Londres y se complica cuando tienes que esperar respuesta de los periódicos de la región; especialmente de Kuwait y Egipto. Son todos una panda de vagos incompetentes.

Ha sido el lanzamiento mundial del nuevo anuncio de Chanel número 5 en MSN. Nosotros aquí sólo hicimos los días previos.

Por la tarde, hemos tenido reunión interna para discutir el briefing de KLM. Espero que consigamos hacer cosas diferentes, que es lo que nos piden.

A las 20:30 he salido de la oficina con un hambre que me comía las piedras. Hemos pedido cena en Wagamama y visto un ratito de televisión.

Luego a casa, a dormir tempranito. Antes, he hablado un ratín con mi prima Blanca.

lunes, 4 de mayo de 2009

Vapiano

Hoy he podido llegar un poco más tarde porque estaba previsto un corte de luz de 8:15 hasta las 9:00. Por supuesto, cuando he llegado, aún no teníamos luz, así que he podido desayunar tranquila.

A las 10:00 tenía reunión con L'Oreal para un nuevo briefing pero no ha empezado hasta las 11:30. Hemos estado en la terraza de abajo y, a los 45 minutos, ya no podíamos aguantar el calor.

Para comer, hemos cambiado de sitio: hemos ido a Vapiano, en la acera de en frente. Yo me he tomado una ensalada buenísima. Ya era hora de cambiar un poco de Circle y La Moda, que me sé los menús de memoria.

Por la tarde he estado terminando por fin la presentación de Jaguar, que la semana pasada no me dio tiempo. Luego me ha endosado Joe otro ejercicio para Exxon, que no creo que terminemos haciendo nada pero por si acaso.

En la oficina de al lado han estado arreglando algo con cantidades industriales de pegamento y, claro, nos llegaba un olor de morirse. A mí se me ha revuelto todo el estómago.

Al salir de la oficina, he ido con Osama a hacer algo de compra para cenar esta noche al menos. Aunque yo ni he podido cenar.

Me ha llamado Luis para ir concretando las visitas del domingo, tiene buena pinta. Y luego he estado hablando con mis padres un rato y con Pilar, que estaba de visita en casa.

Hasta aquí ha llegado el lunes.

domingo, 3 de mayo de 2009

Día de la madre

Esta mañana, al llegar a la oficina, me ha contado Salma su aventura del viernes. La pava de ella se fue a la playa sin desayunar y después de haber estado en el gimnasio, con 42 grados que hacía. Claro, se desmayó. Entre Joe y yo le hemos echado una bronca tremenda.

Con este calor y, sobre todo, la humedad, hay que beber mucha agua porque es muy fácil desidratarse.

Además del día de la madre, que en mi casa no celebramos para nada, es el cumpleaños de Ban, la hermana de Osama. Llevamos desde ayer planeando la sorpresa. Vamos a ir los tres a Abu Dhabi a cenar con ella.

Antes de comer, ha venido el de Gulf News a presentarnos al que va a ser su sustituto. Él se vuelve a la India para trabajar con su padre.

He bajado a comer con Osama a Circle. Allí nos hemos encontrado con Ale y unas compañeras de Delta.

Por la tarde, tenía una reunión a las 17:00 en L'Oreal pero se ha aplazado a mañana por la mañana. Últimamente, es la tónica con este cliente.

Y a las 18:00 como un clavo he salido de la oficina para ir rumbo a Abu Dhabi. Ya sabíamos que estaba en un mall viendo una película con dos compañeros de trabajo. El plan ha salido bien porque hemos llegado 10 minutos antes de que terminara la peli, así que la hemos visto salir.

Cuando nos ha visto, no se lo podía creer, muy graciosa. Nos hemos ido a cenar a un italiano dentro del mall. Luego, en el aparcamiento, le hemos dado los regalos.

Ya sólo nos quedaba volvernos a Dubai, pero se nos ha hecho bastante corto; sobre todo para Uns, que se ha dormido todo el camino, jeje. Hemos llegado a las 12:00, como la cenicienta.

Antes de dormir, mensaje de mi tía Pilar confirmando que Nadal había ganado en Roma. Es imparable.

sábado, 2 de mayo de 2009

44 grados y sin aire

Hoy también he amanecido temprano, a las 9, pero bastante descansada. Hemos terminado de ver la peli de anoche, aunque no sé ni porqué, la verdad.

Cuando ya estábamos todos listos, nos hemos ido a desayunar a Starbucks. Luego Uns se iba a la universidad y nosotros de vuelta a Dubai.

Primero hemos ido a dejar el coche de Osama a la revisión y casi nos da algo. Nada más salir, el aire acondicionado ha decidido no funcionar. Estábamos a 44 grados, para vuestra información, había un tráfico horroroso y, para seguir sumando, tormenta de arena, por tanto no podíamos ni abrir las ventanas. Yo sólo pensaba: "Son 8 kilómetros, no tardamos nada" Pero, claro, con ese tráfico, nos ha costado hora y media llegar, casi morimos. Hemos terminado con las camisetas chorreando, tremendo.

El resto del viaje, en el coche de Ban, ha sido una delicia claro, con un aire normal y corriente.

Hemos comido en casa. Después de la segunda ducha del día, he dejado a Osama en el gimnasio y yo he ido al mall a comprarle el regalo de cumpleaños a Ban, que es mañana y le vamos a dar una sorpresa.

Después de recoger a Osama en el gimnasio, hemos ido a Misa a Jebel Ali, con el italiano. Es cuestión de armarse de paciencia. Eso sí, había una niña de unos dos años que no paraba de gritar y sus padres, como si nada.

Luego de nuevo al mall, que hemos quedado con Omar en tomar algo, que hace mucho que no le vemos. Vamos a la segunda planta del Kepkinski, que hay una terraza muy agradable.

Hemos tenido tentación de ver el famoso derbi en algún sitio pero iba a terminar muy tarde, preferimos dormir más pronto. Así que cada uno a su casita.

viernes, 1 de mayo de 2009

Explorando los emiratos

Hoy tocaba levantarse temprano, a las 9:00 para poder llegar pronto a la playa.

A las 10:00 he quedado con Osama para salir hacia Fujairah, donde hemos quedado en un hotel que se llama Miramar para pasar el día con Laura, Dani, Elisabet e Ignacio. Pagamos unos 38 euros y tenemos acceso a la playa, toallas, piscina y un buffet para comer. No está nada mal.

Nos ha costado un poco llegar porque hemos cogido el camino largo, pero tampoco pasa nada. Eso sí, hoy hemos pasado por 6 de los 7 Emiratos Árabes Unidos; nos ha faltado la capital, Abu Dhabi.

Nada más llegar a la playa, nos hemos ido directos al agua con Ignacio, hacía mucho calor. El agua empieza a estar ya más calentita. Pero el enano se lo pasa igual de bien, ¡cómo le gusta el agua!

Un ratito al sol, para pillar colorcito y a las 14:00 nos hemos metido dentro para comer. Se agradece un poco de aire acondicionado. Lo peor, para mí son los pies porque la arena quemaba una barbaridad.

El buffet tiene de todo y muy buena pinta. En general, hemos comido bastante bien. Ignacio se ha despertado justo en el postre; muy coordinado todo.

Ahora toca un rato de piscina, que las tumbonas son más cómodas además.




Allí hemos alucinado con los equipos bañísticos de las árabes. Visten una especie de traje de neopreno negro, cubriendo todo el cuerpo y, para no marcar las caderas, se ponen una faldita encima. Por supuesto, un gorro para cubrir también el pelo. Hay cosas que no terminaré de entender nunca. Ahí dejo una foto que he podido hacer muy disimuladamente. La peor de todas era una que iba de azulina entera, parecía un alien, totalmente.



Y subo un vídeo por primera vez. De la última acrobacia de Ignacio: su madre lo tira al agua y su padre lo coge después de sumergirse entero. Sale con una cara de felicidad que da gusto verlo.

video

Sobre las 18:00 hemos ido de vuelta a Dubai. Mejor dicho, a Sharjah, que hoy dormimos allí con sus hermanas, que están solitas. Hemos comprado algo de cena y alquilado una peli, que ni siquiera hemos terminado. Nos hemos ido retirando por capítulos, agotados.