viernes, 19 de diciembre de 2008

¡Hasta el año que viene!

Qué bien me viene tener un día libre antes de volar así hago las cosas sin prisas, los recados de última hora, despedirme tranquilamente. De todas formas, ya me conozco y algo se me olvidará, para no perder la costumbre.

Primero he recogidoa Emilie y nos hemos ido a desayunar con Osama y Maan a Paul, como manda la tradición. Así por fín le hemos podido dar los regalos de cumpleaños a Maan. Ha sido muy divertido y le han gustado mucho.

Después del magnífico desayuno, hemos dejado a Emilie en el aeropuerto, rumbo a Francia para pasar también las Navidades con su familia, como está mandado.

De ahí hemos seguido a Ajman, que Osama tenía que recoger unas cuantas cosas de casa de sus padres. Se mudan a otro apartamento y aún tiene allí sus libros de la carrera, más otras miles de cosas.

Volviendo a Dubai, hemos pasado por Karama, unos recados de última hora para llevar a España. Ha sido rápido porque iba a tiro hecho.

Ya en casa, he terminado la maleta, charlado un segundo con mis padres y una duchita antes de meterme en el avión.

Me ha dejado Osama en el aeropuerto y, de nuevo, a hacer un par de compras en el Duty Free. He tenido suerte porque, a las 12:00 de la noche, se cumplían 25 años de la apertura del aeropuerto de Dubai así que había 25% de descuento en muchas cosas. Para el encargo de mi padre me ha venido genial.

Estaba cansada y deseando meterme en el avión para ver si me duermo hasta Amsterdam, por lo menos. Creo que tiene pinta, jeje.

Ahora me esperan por delante dos semanas de merecidas vacaciones en Jerez con la familia, como debe ser :-)

¡Feliz Navidad y Próspero 2009!

jueves, 18 de diciembre de 2008

De cenita con las chicas

Último día de trabajo del año, ¡qué bien! Como ayer me quedé hasta más tarde cerrando todo, hoy no tenía mucha cosa, mejor. Así dejo todo en orden, que las prisas son muy malas.

Hemos entrevistado a otra chica, Salma. Es egipcia y ha estudiado marketing. Esta ya era otra cosa, no había que explicarle tanto. Se le ve con muchas ganas de empezar y aprender rápido. En resumen, a mí me ha encantado y creo que Joe, por lo poco que la ha visto, también ha terminado contento. Espero que sea la definitiva y se pueda incorporar pronto.

No ha habido manakhesh tampoco, está la cosa fatal. Las chicas no encargan nunca, son así de flojas. Como Guy y Didier están de vacaciones y Rayan tenía una reunión, pues pasan. Así que yo me lo he pedido por mi cuenta y ha sido mi almuerzo.

De nuevo, hemos tenido conversación por messenger a cuatro bandas: mi hermano, mi tía blanca, mi madre y yo. No podía parar de reírme con el jaleo que se ha hecho mi tía con las ventanas, de cachondeo.

Hemos recibido el regalo de Navidad de la empresa: un marco de plata con el emblema del grupo Chalhoub. Si no fuera por el grabado del escudo, no estaría mal. Pero es de agradecer el detalle, muchas otras empresas no lo tienen.

Subo a despedirme de mis compañeros en MPG y Euro, que ya no les veo hasta el año que viene, jeje.

Me he venido a casa a probar el ordenador de la empresa, que tendré que leer el correo desde casa en Jerez. Funciona ya todo perfectamente.

Luego he tenido que volver a pasar por la oficina, que me había dejado la copia del billete y la tarjeta de embarque.

Por la noche han venido Susana, Emilie y Begoña a cenar pan con tomate a casa. Hemos estado de charla un rato mientras yo iba medio preparando la maleta, así tengo trabajo adelantado para mañana.

Antes de dormir he charlado con mis padres, que mañana no me va a dar tiempo. La próxima vez ya es cara a cara, si Dios quiere. ¡Qué ganas!

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Empezando a felicitar la Navidad

Bueno, la semana va llegando a su fín y ya queda menos para montarme el avión rumbo a la madre patria.

Hoy tocaba madrugón, que he acompañado a Osama a la embajada, en Abu Dhabi, para recoger el pasaporte con su visa ya. Curioso porque en Dubai estaba el día muy gris y, sin embargo, allí hacía un sol espléndido.

El resto del día he estado adelantando muchas cosas para dejar lo menos posible para mañana, que las prisas son muy malas.

Por la tarde hemos tenido una entrevista con un chico de Siria para incorporarse como junior media planner. Al principio no me ha gustado mucho porque no tenía ni idea de la industria de la publicidad. Conforme le iba contando cosas, se veía que el chico aprende rápido. Al final la decisión no es mía así que ya veremos qué pasa.

Como era de esperar, tocaba salir tarde. Me he ido andando hasta la oficina de Osama, que hoy me he dejado el coche en casa y pillar un taxi a esas horas es misión imposible. Nos hemos ido a casa de Laura y Dani, que habíamos quedado también con Javi y Sue. Para despedirnos y desearnos feliz Navidad y esas cosas.

Ignacio ya estaba durmiendo, me ha dado mucha pena no darle un achuchón. Estaba frito en su cuna, para comérselo.

Allí me ha llamado Lauent, el nuevo director financiero. Resulta que se había quedado fuera de la oficina y todas sus cosas dentro. No sé qué habrá pasado al final porque yo, desde luego, no iba a ir a casa a por la llave y después a la oficina, que estaba en la otra punta de la ciudad.

Hemos estado ahí tomando unas tapitas y viendo un vídeo que, gracias a mi amiga Ana, le he hecho a mis sobrinos. Es un mensaje de los Reyes Magos diciendo en lo que tiene que mejorar, buenísimo. Como dice mi hermano: "me llegan a enseñar este vídeo cuando era pequeño y soy un santo". Claro que las ovejas de nuestro nacimiento también hacían el papel la mar de bien, jeje.

De despedida, les he dado a Javi y Sue el jamón que me sobró, para que celebren aquí la Navidad como es debido, con "jamón mismo"

Javi ha estado hablando con su madre, que estudió en el mismo colegio que la mía. 40 años después, se acordaba de todas mis tías, qué memoria. Claro, como decía ella, "siendo un colegio interno, estábamos las 24 horas juntas, como para no acordarse" jajaja. Ya se ve que el mundo es enano.

Y tras la despedida temporal, cada uno a su casa y Dios a la de todos, como decía mi abuela.

martes, 16 de diciembre de 2008

Cena de Navidad

De verdad, cómo me está costando levantarme estos últimos días. La recta final está siendo un poco cansina. Menos mal que en España me voy a hartar de dormir.

En la oficina más de lo mismo. Por la tarde hemos tenido reunión con Alico en sus oficinas de Dubai International Finantial City. Aquí todo termina en City, siempre.

La reunión muy bien, era para explicarles un poco las posibilidades del medio digital en el país. Si llegan a tener presupuesto, que lo dudamos, terminaremos haciendo campaña. El problema es la famosa crisis. Al parecer está en venta y aún no saben qué pasará.

Como ha sido a mediodía, nos hemos quedado a comer por la zona. En Sana Bonta, un italiano que, según Joe, tiene las mejores pizzas de la ciudad. Lo hemos certificado personalmente, tiene razón, son buenísimas. Con la masa finita, tú te la haces a tu antojo, con los ingredientes que quieras. Lo eliges todo: la base, la salsa, lo singredientes y el tipo de queso. Eso sí, son grandes. Joe ha sido el único capaz de terminársela, Georges y yo no hemos podido.

Con la tontería hemos llegado a la oficina a las 5 de la tarde. Tiempo para terminar un par de cosas rápido e irme a comprar el regalo del amigo invisible. Como hace en el sitio directamente, no sé si va a ser chico o chica. Así que me he ido al mall, he comprado una bolsa de esas navideñas y la he llenado de chocolatinas. Al menos es algo que a casi todo el mundo le gusta. Sólo falta que me toque un diabético.

Hoy sí era el último día de Alain. Vuela a Líbano esta noche y, a partir de enero, se encargará de llevar la oficina de MPG allí. Está muy contento de volver aunque nos echará de menos, y nosotros a él.

La fiesta se ha celebrado en un hotel cerca del World Trade Centre, donde vivía yo antes. He llegado directa y aparcado más o menos bien, teniendo en cuenta la zona, que es un horror.

Aunque iba con un poco de pereza, me lo he pasado bien. Hemos estado ahí de charla con Claudine, Angelica, Rayan, Joe, etc. Había incluso un bufé para cenar, todo a base de minis: mini hamburguesas, mini salchichas, mini empanadillas, mini pizzas, mini quishes, etc.

Luego se ha procedido al reparto de regalos. A mí me ha caído un marco muy mono de Zara Home. Jihan, de Euro, me ha confesado que es de ella, así le he podido dar las gracias. Lo gracioso es que todos se acordaban y me comentaban la el año pasado, en la que no paré de llorar porque me volvía a España al día siguiente. ¡Cómo cambian las cosas en un año!

Como cosas curiosas: Peyman, de Euro, venía disfrazado de árbol de Navidad, muy original pero debía ser bastante incómodo; su mujer iba de Santa Claus, con ventilador dentro del disfraz incorporado para así poder estar inmensa; la mujer de Makram (última incorporación de MPG) es de Venezuela pero criada en Líbano, otra hispano-parlante. Ahora resulta que varios de la oficina quieren aprender español: Fawwaz, de Euro, que me dijo el otro día que el 4 se incorpora un chico Canario; Hadi, que sus padres hablan perfectamente y le da pena no haber aprendido, nunca es tarde. A ver si conseguimos que empiecen.

A las 12, justo después de las palabras de Pierre, me he retirado a casa. Cuando llegaba al coche, empezaba a chispear. Pero es que, conforme iba avanzando de camino a mi casa, iba empeorando la cosa. En Sheik Zayed, la avenida principal, ni siquiera se veía la carretera. Iba todo el mundo a 60 y con los intermitentes puestos y se estaban empezando a formar las piscinas a los lados. He cambiado a Al Wasl, una paralela que lleva al mismo sitio y va más vacía de tráfico, de hecho iba sola. Era más seguro y, al final, más rápido. Lo curioso es que, encima, llovía un poco más suave. Si ya digo yo que, en Dubai, incluso la lluvia es selectiva, jajaja.

Ya en casita, directa al sobre. He dejado las cortinas abiertas por si acaso había tormentas, que me encantan. Pero no ha habido suerte :-(

lunes, 15 de diciembre de 2008

Barbara Bui

Hoy he vuelto a llegar tarde a la oficina, no podía levantarme. Y creo que hasta que ponga un pie en el avión va a seguir así. Ya tengo el resto de los días ocupados con algo. Mejor, así se pasa más rápido el tiempo.

En la oficina de nuevo bronca con el equipo de Houda. Hoy teníamos previsto un envío de SMS y, cuando he ido a preguntar por el texto, me dicen que está cancelado hace dos semanas. Y digo yo, ¿nos pensaban decir algo en algún momento? Menos mal que he preguntado. Si es que tiene tela el asunto. Y el hecho de estar ahora en la tercera planta empeora aún más la situación. Ya se lo dijimos a Dany, pero nada. Vamos a intentar sentarnos con Georges para que medie un poco porque va a terminar en guerra.

Luego he charlado con Laura, que me ha dejado hecha polvo: se vuelven a Madrid definitivamente en junio. No lo quiero ni pensar. Me da una pena horrible.

A mediodía me he comido el resto del salmón de anoche, siguiendo con el plan ahorro. De hecho, no me he gastado ni un dirham hoy. Esto va viento en popa.

Por la tarde hemos tenido reunión cortita con Al Khaleejiah. El responsable de online está en Arabia Saudí y viene sólo una vez al mes así que ha aprovechado esta visita para contarnos las novedades que vienen.

He salido pronto para ir a casa a cambiarme. Emilie nos ha invitado al evento que ha organizado por la visita de Barbara Bui, diseñadora francesa. Ha sido en el Roof Top, que lo han dejado impresionante. Gran trabajo de nuestra amiga, porque el evento ha quedado muy original y creativo. Estaba toda la terraza llena de maniquíes con los diseños de esta Parisina. Y en una de las paredes se proyectaba el desfile de la semana de la moda en París. Enhorabuena Emilie. Ahí dejo unas fotos.






Y, claro, no podíamos irnos sin visitar el baño de nuestra amiga, que estaba todo adornado con flores de pascua, precioso.

De ahí ya de recogida a casa, a cenar una tortilla y charlar con mis padres. Luego un chateo rápido con mi tía Blanca y a terminar de coser el abrigo de Ignacio, a ver si se lo doy ya.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Invitados en casa a cenar

Esta mañana no podía levantarme, ¡qué sueño! De hecho, he llegado media hora tarde a la oficina. Debe ser el final de año, en mi Jerez natal me desquitaré, jeje.

En la oficina ha estado el día tranquilo, salvo que nos pelamos de frío por las mañanas. Esta manía de tener el aire acondicionado encendido sin ninguna necesidad. Yo he terminado quitándome los zapatos y cubriéndolos con una pashmina que tengo siempre aquí. Joe se partía de risa. Pero, al menos, tenía los pies calentitos. Por la tarde se está mejor porque da el sol.

Esta semana va a ser más de cerrar cosas y no dejar nada pendiente para poder irme de vacaciones muy tranquila.

He salido a mi hora para poder llegar a Misa de 19:00, que siempre hay tráfico. Siempre que voy a esa Iglesia me prometo a mí misma no ir más, por dos razones: la carretera está cada vez peor, con unos boquetes tremendos; y el sacerdote italiano es un poco pesadito.

Luego he pasado por el supermercado a comprar salmón para cenar, entre otras cosas. Ya estoy reduciendo gastos que lo de cenar fuera es tremendo.

Estoy intentando organizar una cena de Navidad con los antiguos alumnos de mi universidad, pero no sé si va a terminar saliendo porque, de momento, no hay ninguna confirmación.

Me he ido directa a casa a preparar la cenita, que venían Ban, Osama y Emilie a cenar. Y yo sigo teniendo como mesa la tabla de plancha, jajaja. Emilie ya había cenado así que un cubierto menos. Pero nos hemos estado riendo mucho. Hay que aprovechar esta última semana, que ya nos vamos todos de merecidas vacaciones.

Después de que se fueran los invitados, he estado charlando un rato con mis padres. Con mi madre, para variar, me ha entrado el ataque de risa otra vez, tiene cada cosa, jajaja. Y luego de chateo con mi tía Blanca y mi hermano, otra pechá de reir. Ya por último, con mi prima Lola, que nos tenemos abandonadas mutuamente. Y a la 1, a la camita. Total no podría haber dormido antes porque mi adorable vecino tenía juerga. Esta vez ha sido muy raro porque ha parado de repente. Este tío hace unas cosas muy raras.

En fín, que queda nada y menos para irme.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Plan financiero

Esta mañana me he levantado temprano para aprovechar el día. Primero he acompañado a Osama al dentista.

De ahí, a desayunar a Paul en Wafi, en la terracita la mar de agusto. Yo incluso me he tenido que poner la sudadera porque hacía fresquito. Eso sí, mi garganta bien abrigadita para no ponerme mala otra vez, que las vacaciones están a la vuelta de la esquina.

Nos hemos quedado por Wafi mirando cosas y comprando el regalo para Jeremy y Margarita. Yo le he comprado otra cosilla a mi madre.

A las 15:20 tenía consulta para cerrar el tema de la famosa piedra que nunca fue, jeje. Antes, me he pasado por casa a descansar un ratín, que estaba rota. Dormir habré dormido 10 minutos pero al menos he estado relajadita.

El médico sin novedad. Que todo está en orden, no hay nada por lo que preocuparse. A seguir bebiendo mucha agua y ya está.

Después hemos quedado a comer o tomar algo con Sue en Paul de JBR. Nos ha estado contando de las Maldivas, ¡qué envidia! Menudo colorcito nos trae. No quiero ni ver a Laura, va a estar negra. Me han entrado unas ganas de ir tremendas.

Por la tarde ya he llegado a casa y Osama me ha estado ayudando a hacer un plan financiero para ahorrar. Estoy contentísima, ahora sólo hay que cumplirlo, jeje. Siempre digo que el estar en Dubai tiene la ventaja de que los sueldos son mejores que en España pero si no me propongo una cifra fija al mes, no veo el ahorro por ningún sitio. Así que ya está todo presupuestado. Nada como que un financiero te eche un cable, jajaja.

Y a las 22:30 estaba en la camita, eso sí terminando el abrigo de Ignacio, que tuve un pequeño error pero ya está solucionado. A ver si esta semana se lo llevo para que esté bien abrigadito en Madrid.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Terminando con las compras

Hoy sí que me he pegado la gran dormida, he amanecido a las 12 de la manaña, como está mandado. Será una mezcla de cansancio y el efecto del antibiótico, que siempre influye.

Directa al ordenador a conectarme al messenger que ya tenía mensajes de mi madre, que estaba como un pollito pión.

Luego me he duchado y de excursión al Mall a terminar de hacer las compras navideñas, que no terminan nunca. Todos los años me pasa lo mismo. Menos mal que ya está finiquitado el tema.

Nos hemos quedado mirando más cosas y haciendo una merienda-cena. Cuando ya nos íbamos, Osama se ha dado cuenta de que en el techo del coche había caído algo de cemento. Era poco pero el problema era que estuviera ya seco, no sale ni de coña.

Le he dejado en Grovernor House, que habíamos quedado con Jeremy para que le devolviera el coche a Osama. Hemos conocido a su hermano, que es una fotocopia pero con los ojos azules, es de impacto, sobre todo de lejos.

Yo me he ido directa a lavar el coche a mano, para ver si sale el cemento. Había una cola tremenda, me ha costado más de una hora. Eso sí, ni rastro del pegote, me lo han dejado como una patena, limpísimo por dentro y por fuera y cuesta sólo 7 euros. Es de broma.

A lo tonto, me han dado las 21:30 así que directa a casa. Tanto paseo por el mall me ha dejado hecha polvo. He estado chateando un rato con mi amigo Javi, mi tía Rosario y poco más.

Me he dado un baño de lo más agradable con una crema de espuma que me compré en Marks & Spencer. De lo más relajadita me he quedado así que una peli y a dormir otra vez.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Despedida de Alain

De vuelta a la oficina, que esta semana ha pasado casi en blanco. No me encontraba del todo bien, al principio, pero ya me daba remordimiento quedarme de nuevo en casa.

El día ha estado más o menos tranquilo, haciendo un par de informes, la llamada semanal con la oficina de Londres para Credit Suisse y poco más.

No hemos tenido manakhesh, lo hemos cambiado por una comida de despedida de Alain, que en teoría hoy se va a la oficina del Líbano. Al final ha pospuesto su vuelo para el martes por la noche así que aún le tendremos tres días más por la oficina.

He salido directa a casa, he charlado con mis padres y chateado largo y tendido con Tomás.

A las 20:00 he bajado al salón de belleza que han abierto justo en la entrada de mi edificio. Había quedado con Emilie en probarlo haciéndonos la manicura y la pedicura. Ahí hemos estado como dos marquesas. Yo he terminado contenta pero Emilie estaba muy defraudada con las filipinas.

Luego ella se ha ido a hacer recados, que la pobre tiene visita de trabajo esta semana y, además, ahora le toca a ella estar regular con la garganta.

Nosotros nos hemos ido a cenar a Eau Zone, que siempre vamos a tomar algo pero nunca a cenar. No hemos comido mal, normal. Lo que me ha hecho gracia es ver un postre en la carta hecho con Pedro Ximénez, del mismísimo Jerez :-)

Se han unido luego Maan y Jafar a tomar algo y hemos estado charlando de negocios y modelos empresariales, muy interesante. Con estos ingenieros se aprende un montón, jeje.

Y a la 1.30 ya nos hemos despedido y cada uno a su casa. Que aún queda fin de semana por delante.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Faringitis

Últimamente soy el pupas. En el hospital me van a terminar conociendo. Esta noche no he pegado ojo, me dolía mucho la garganta. Así que a las 8, me he ido de nuevo a la Clínica. Más que nada porque tengo que llevar el papel de la baja a la oficina sino hoy me lo quitarían de las vacaciones.

Han sido 10 minutos de consulta para confirmarme que tengo faringitis y decirme la medicación que debo tomar. También es mejor ir al médico porque en España ya sé lo que tengo que tomar pero aquí ni idea. Además, en la consulta se incluyen los medicamentos, lo cubre el seguro. Si fuera por mi cuenta me habría costado una pasta. Rata que es una.

De ahí a casa a tomarme el primer chute y descansar un rato, que estaba muerta. Luego he hablado con mis padres, mi tía Rosario y chateado con mi tía Blanca. Entre todos me han ido poniendo al día, especialmente con mi prima Blanca.

He estado viendo Mamma Mía y adelantando el abrigo de Ignacio, que lo tengo que terminar a la voz de ya, se van la semana que viene.

Y prontito a la cama, que mañana iré a la oficina.

martes, 9 de diciembre de 2008

De recados navideños

Si ayer amanecía a las 11 hoy me han dado las 12:30, recuperando sueño, sí señor. He desayunado en casa, recogido a Osama y Emilie y rumbo al centro, a hacer compras navideñas.

Primero hemos ido al zoco del centro, que estaba llenísimo. Como siempre, a la tienda habitual donde tenemos ya los precios garantizados, que lo de regatear ya cansa.

Otro intento de ir a comer al griego pero era demasiado tarde, cerraban a las 16:00. En vista de lo cual, nos hemos ido a Karama. Esta vez nos hemos controlado bastante, nada para nosotros. Bueno, Osama se ha comprado un reloj.

Haciendo tiempo hasta poder ir a cenar al griego, esta vez sí. Cualquiera dejaba a Emilie sin ir, jajaja. En realidad, estábamos todos muertos de hambre y con antojo de griego. Como siempre, ha estado fenomenal, la comída riquísima.

De ahí íbamos a quedar con Maan para darle el regalo de su cumpleaños. Emilie venía dormida en el coche y se ha ido directa a la cama. A mí me está doliendo mucho la garganta, con tanto cambio de tiempo me he debido enfríar. Así que he pasado por la farmacia a comprar algo para aliviar y me voy directa al sobre. Que los ingenieros se queden sólos por un día, jeje.

Espero estar mejor para mañana.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Día de la Inmaculada

He amanecido a las 11 de la mañana, por fín, como nueva. He ido a desayunar a Paul en JBR, que lo abrieron la semana pasada. Estaba bastante lleno pero hemos conseguido sitio rápido.

Después he acompañado a Osama a hacer un par de recados por la zona y me he vuelto a casa a charlar con mis padres.

Mientras se conectaban, que mi hermano estaba durmiendo, me he quedado frita en el sofá, una siestecita la mar de agradable.

Una vez me he despertado, he hablado con ellos. Con Tomás hacía bastante que no charlaba, nos mantenemos informados a través de las charlitas en el messenger pero nada de hablar, es difícil compatibilizar horarios.

Me han dicho que hay un nuevo miembro en la familia. Mi prima ha tenido una niña esta madrugada, Blanca.

Luego me he acercado a casa de Laura y Dani para verles antes de irse a las Maldivas, ¡qué mal viven! Allí hemos estado un rato con Emilie también hasta que, a las 19:00, me he ido a Misa.

Estaba la Iglesia imposible. De hecho, habían puesto pantalla en las afueras porque dentro no cabía un alfiler. Cuando estaba a punto de entrar me ha llamado Osama para decirme que ha nacido Inés, la hija de Jeremy y Margarita. Contra todo pronóstico ha sido una niña. Al parecer ha ido todo muy bien y están las dos estupendamente. A ver si mañana podemos ir a verles.

También era el cumpleaños de Maan y el primer día de Eid al-Adha. Se conmemora el sacrificio de Abraham al entregar su hijo Ismael. Por eso tenemos 3 días de vacaciones.

Por la noche ha habido intento de ir al restaurante griego a cenar pero estaba cerrado. Aunque el plan alternativo ha estado mejor: Emilie nos ha invitado a cenar a su casa y ver una peli. Ha preparado un pan con tomate que ya quisieran muchos catalanes, mmmmm, ¡qué rico!

Luego hemos estado viendo la película de la vida de Johny Cash, un poco larga y dramática pero así es la vida de muchos artistas de esa época.

A las 3 hemos terminado dando casi cabezadas en el sofá. Menos mal que vivimos en la misma calle, cada uno a un lado pero a distancia de a pie.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Cuidando de Ignacio

Hoy me he levantado temprano para ir a cuidar a Ignacio mientras sus padres trabajaban, que eran de los pocos que lo hacían, está toda la ciudad de vacaciones.

Primero hemos ido a dar un paseo al centro comercial. La pobre Laura no tiene ni un pequeño parque cerca donde el enano pueda tomar el aire, así que andando al mall. Como era día de fiesta y temprano, las 10, pues estaba vacío. Ignacio ha caído en cuanto hemos entrado, se ha pegado una siesta de 2 horas. Yo, mientras, iba haciendo recados.

A las 12:30 ha montado un pollo monumental y es que, cuando tiene hambre, no perdona. Así que ni calentar el agua ni nada, a ver quién se atrevía. Menos mal que la llebaba en el bolsilo que es termo, así que estaba templadita. Tampoco le ha importado mucho pues se lo ha jalado en 10 minutos. De vez en cuando se atragantaba porque le han cambiado la tetina y se está acostumbrando aún.

Luego nos hemos vuelto a casa para que jugara un rato. Ha estado de lo más entretenido hasta las 15:30 que ha empezado a llorar porque tenía sueño. Se quedaba frito en brazos y, cuando lo pasaba a la cuna, se ponía a llorar como un loco. Cuando ha vuelto su madre me ha confirmado que está cogiendo un poco de costumbre de brazos.

Hemos comido pasta a las 5 de la tarde, cuando hemos parado y ha llegado Dani. Estaba muy rica. Y después hemos ido a tomar un café con Sue y Javi. Sue nos ha llevado a una casa de filipinas que son costureras, todo un descubrimiento para cuando nos queramos hacer algún traje.

De allí me he ido directa al Mall para comprarle el regalo a Maan, que esta mañana no me ha dado tiempo. Mañana es su cumpleaños. Estaba el centro comercial como una feria, ¡qué barbaridad! Y entre toda la gente, me he econtrado a Joe, Raya, Hady y.... ¡Shadi! Que trabajaba con nosotros el año pasado y en marzo se mudó a Kuwait. Me ha hecho muchísima ilusión ver a los tres mosqueteros juntos de nuevo, esta vez con D'Artacan incorporado, jeje.

Y a las 22:00 a casa que estoy reventada. He estado charlando con mis padres y mi tía Blanca un rato y, en breve, me voy a la cama. Mañana despertar cristiano.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Ecografía

Sábado lluvioso hoy, al menos así ha amanecido. Y, al parecer, anoche debió de caer una buena tormenta. Yo no me enteré de nada, bastante tuve con la fiesta de mi vecino, ¡qué harta me tiene!

Por la mañana, doble sesión en la Clínica. Primero a acompañar a Osama, que tenía consulta por lo del estómago, parece que está bien. Entre medias hemos ido a Deira a hacer un recado. Ha sido casi misión imposible porque el tráfico estaba infernal. De los 6 carriles ue tiene la autopista, dos estaban inundados. Es el estupendo sistema de alcantarillado de Dubai. Hoy justo me he dejado la cámara en casa, una rabia. Porque en los lados de las carreteras había auténticos ríos. Increíble para ser Dubai pero así es. Ha debido llover mucho esta noche.

Por un momento parecía que no llegaba a la ecografía pero prueba superada, ¡qué gran coche es el Golf!

En la consulta bien, parece que no hay piedras así que todo en orden. El sábado que viene me dan consulta con el urólogo para que termine de ver si hay algo de infección o si ha sido sólo arenilla o lo que sea.

Yo tenía un hambre que me comía una vaca, había tenido que ayunar para la ecografía. Recogemos a Emilie para ir a Wagamama. Lástima porque no tenían Edamame, con lo que nos gusta.

Luego hemos recogido a Ban y, de nuevo, a comprar. Esta vez hemos ido al Outlet Mall, que venden cosas de otra temporada y son más baratas. Yo sólo me he comprado unos zapatos en Tods. Son incluso más baratos que en las rebajas de Chalhoub, increíble. El precio original eran 1,840 dhs (368 euros) y me los he comprado por 380 dhs (76 euros). Todos hemos terminado contentísimos con las compras. Eso sí, reventados.

De vuelta a casa, que el camino es bastante largo, no hablábamos ninguno, íbamos medio dormidos ya.

Esto ha dado de sí el día de la Constitución Española.

viernes, 5 de diciembre de 2008

De compritas

A pesar de ser fin de semana, he amanecido temprano, estoy irreconocible.

He ido con Osama al Mall para comprarse ropa de invierno, que sino se va a quedar como un pollo en Navidad. Primero hemos desayunado en Paul, como manda la costumbre, y luego a buscar la mercancía. Como le encantan las compras, todo le ha parecido poco.

Después me he ido a casa a hacer una limpieza en condiciones, que estaba mi apartamento que daba pena. Aquí se acumula el polvo de una forma escandalosa. Y luego, viendo una película, me he puesto a planchar, que también tenía medio armario pendiente.

En mitad de la plancha, ha venido un chico que está ofreciendo una oferta de Du para televisión. Ha flipado cuando le he dicho que no tengo, jajaja.

Por la noche he ido con Emilie, Osama, Ban y un primo suyo ha tomar algo a Eau Zone y luego al patio del Royal Mirage, un sitio nuevo. Allí hemos conocido a los padres de Margarita, que han venido para cuando nazca el nieto, que está a punto de salir. La pobre está muy cansada ya y deseando dar a luz, que pesa ya 3,6 kilos el angelito.

Se han unido Maan y Jaffar. Como siempre, nos hemos estado riendo un rato pero a las 12:00 ya nos caíamos de sueño. Creo que estos dos tenían ganas de juerga pero el resto nos dormíamos en el sofá. Así que a casa.

A ver qué hacemos mañana.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Día gris

Hoy ha estado todo el día de lo más gris, nublado, lloviznando de vez en cuando. En la otra parte de la ciudad, Deira, ha debido caer el tormentón del siglo. Sin embargo, en Marina no ha sido para tanto.

Nueva aventura en el "camarote de los hermanos Marx": no había agua caliente. No podíamos parar de reírnos, aunque no nos hacía ninguna gracia.

De camino a la oficina había atasco esta mañana porque la gente no sabe conducir. Como la carretera estaba mojada, pues van a 60, no vaya a ser que se deslicen. Por una parte se entiende porque, con lo bruscos que son frenando, casi es mejor así. Pero desespera un poco.

Otra cosa que llama la atención es el sistema de alcantarillado. No es que no sea suficiente, es que ni siquiera existe. Entonces, claro, hay algunos túneles que se inundan cuando llueve. Son las consecuencias de construir sin pensar.

En la oficina, después del manakhesh, he tenido otra reunión absurda. Era con el responsable de Peugeot aquí y su jefe en París. Cuando terminamos de contar nuestra experiencia en digital, casos de éxito y vendiendo nuestros servicios, resulta que quiere hacer una campaña en India. Nos hemos quedado boquiabiertos, claro. La razón por la que nos piden ayuda es porque en nuestra oficina de París son muy lentos. Menuda pérdida de tiempo.

El resto del día ha estado liadillo también. Han llegado unas creatividades a última hora, como siempre. Y me he tenido que quedar en la oficina hasta las 20:15 y eso que no he podido terminar porque no tenían bien implementado el tag, para variar.

De ahí a Madinat Jumeirah, que habíamos quedado a cenar con Javi, Sue, Laura y Dani. Hemos ido al Jambase, que tienen banda en directo. El sitio es chulísimo, a mí me ha encantado. Aunque más para tomar algo que para cenar. Con la banda, no podíamos hablar bien, no parábamos de gritar, jaja. Pero lo hemos pasado muy bien y nos hemos reído mucho.

Luego hemos echado unos bailes pero estábamos todos reventados y a la 1:00 ha habido retirada general. Quedan muchos días de fiesta por delante para disfrutar.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Con Ignacio en el hospital

Esta noche nos hemos levantado un par de veces porque Ignacio lloraba otra vez como un descosido. Primero, a las 12:30; ha estado como una hora llorando, y, después de echar unos gases, se ha vuelto a quedar frito. La segunda, a las 05:00 ha sido ya peor, no se callaba. Y nosotras sin saber lo que le pasaba. Daba una penita el pobre, estaba muerto de sueño pero no se podía dormir.

Primero pensando que eran los dientes, así que le poníamos gel calmante y yo le daba con hielo para aliviarle. Nada, seguía igual. También podían ser gases, así que le movíamos las piernas para que los echara; nada. Ni siquiera quería comer, raro en él. En vista de que no se le pasaba, hemos terminado yendo al hospital. Allí nos han dicho que, como aún tiene mocos y tos, que se le tapona la nariz y no puede respirar. Le han dado una medicina para que inhalara y se ha quedado frito en cero coma, angelito. Era para verlo, en la camilla tan grande y completamente dormido.

Tras la aventura, a las 7 nos hemos vuelto a casa. Yo me he dado una ducha y directa a la oficina. Estaba lloviendo un poco pero, como yo digo, en Dubai llueve de forma selectiva. En una parte de la ciudad llueve y en la otra hace sol, un pitorreo. Pero hoy está el día bastante nublado, en general.

En la oficina está la cosa tranquila, se ve que la gente se ha pillado el acueducto, con tanta fiesta de por medio. Joe parece que está más conforme y resignado con la nueva oficina, menos mal, jeje.

He estado terminando una presentación para Peugeot mañana. Me la ha encasquetado Joe por ser "la más agradable de los dos", ¡qué morro tiene!

Por la tarde ha estado lloviznando todo el tiempo y estaba muy oscuro. He ido a casa a por la ropa de mañana y directa a casa de Laura. No había casi nada de tráfico, fenomenal.

Bego ha venido a cenar, que esta noche se va a España dos semanas. Nos hemos tomado un salmón al horno riquísimo. Ignacio se tomó su biberón, la medicina y directo a la cuna, que ha caído como un bendito.

Esta noche hemos tenido una aventura distinta: se ha ido la luz. Como el edificio funciona a base de generador aún, pues ha debido irse por la "tormenta". Nos hemos tenido que lavar los dientes a la luz de la vela, muy romántico. Y, cuando ya estábamos a punto de dormir, ha vuelto. Menos mal que no ha sido a las 3 de la mañana porque la luz del cuarto estaba encendida, jeje.

A ver qué tal dormimos hoy, pinta que bastante bien.

martes, 2 de diciembre de 2008

Emiratos cumple 37 años

Sí, hoy es el día nacional de Emiratos Árabes Unidos; 37 añitos cumple. Es un gusto porque está la ciudad llena de banderas por todos lados: farolas, hoteles, jardines, edificios. Me encanta que sean tan patrióticos. Los locales, por supuesto, van con sus mejores galas, llevando bufandas con la cara del jeque, tremendo. Algunos incluso se pasan porque pintan el coche con los colores de la bandera, estrellitas y corazones, indescriptible. Dejo un par de fotos a modo de ejemplo. Hay que ver el criminal lo que ha hecho con el Q7, para detenerlo.




En mi defensa diré que yo iba contentísima con mi chapita de "I love UAE" que me regalaron en Wafi. Al fin y al cabo, es el país que me tiene adoptada de momento, algo de cariño debo de tenerle, jeje.

Yo he amanecido a las 9 de la mañana. He acompañado a Osama al dentista. De camino hemos parado en Wafi a desayunar en Paul, en la terracita; se estaba de lujo.

Mientras estaba en la consulta, he ido a recoger a Uns y luego, ya los 3, nos hemos unido a Laura, Emilie, Ignacio y Susana en el Dubai Mall. Es la segunda vez que estoy y empiezo a odiar ese centro comercial. Es demasiado grande y, además, la mitad de las tiendas están cerradas. Pero aquí sólo cuentan las prisas por abrir para empezar a hacer dinero inmediatamente, no importa el resto. Por ejemplo: la mitad de los baños están cerrados, los restaurantes igual, por cada tienda abierta hay cinco cerradas, etc. Eso sí, es el más grande del mundo.

Después de la jornada agotadora en el mall, nos hemos ido a casa de Laura, que yo dormía allí esta noche.

Ignacio ha estado un poco tontito, que está el pobre con las paletas de arriba, una ya asoma. Antes de dormir ha estado llorando unos 40 minutos, no sabíamos qué le pasaba. Al final parece que eran gases. Se ha quedado frito en 2 minutos.

Y nosotras detrás de él, claro. A las 22:00 directas al sobre.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Viendo a Russell Peters

Esta mañana me han despertado los del piso de arriba, taladrando de nuevo. De verdad, deben estar haciendo el palacio de El Escorial, como mínimo. Con el coraje que me da despertarme 10 minutos antes que suene el despertador.

En la oficina, tranquilito pero productivo. He bajado a comer con Claudine, comentando las jugadas de la mudanza y el carácter de mi "primo" y colega, tremendo. Menos mal que alguien está de acuerdo conmigo, me empezaba a sentir un poco marciana.

Por la tarde me he hartado de reír con la conversación a cuatro en el messenger: mi hermano, mi madre y mi tía Blanca, la última incorporación. He terminado llorando encima de la mesa, del ataque de risa, no podía controlarme.

Luego he estado comentando con mi hermano la calidad del periodismo español, da pena. Se dedican a vender información totalmente falsa de cualquier ciudadano. Y a eso le llaman periodismo. No saben ni lo que significa la palabra.

Al salir de la oficina, hemos ido a Madinat Jumeirah, que esta noche actuaba Russell Peters, un comediante canadiense de origen indio. Ha sido divertidísimo, me he hartado de reír. Además, teníamos entradas VIP y estábamos sentados justo al lado del escenario.

Eso sí, la salida del aparccamiento ha sido un infierno. Cuando llevábamos 15 minutos sin avanzar, hemos decidido aparcar otra vez e intentar tomar algo, otra misión imposible. Así que un paseíto y, 20 miunutos después, cuando ya estaba despejado, nos hemos ido a casa.

Hoy el vecino tiene juerga pero infantil, manda narices. Sólo se escucha un niño gritando canciones y bailando, espero que dure poco.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Otra mudanza

Anoche, Ignacio se despertó a las 3:45. Se jaló el biberón en cero coma y vuelta a dormir, es más bueno que el pan. Luego ha amanecido a las 7.

De camino a la oficina, estaba más despejado de lo que creía. Sólo un poco de tráfico a la salida de la autopista, pero soportable.

Como era de esperar, Joe se ha cabreado muchísimo con la nueva oficina. Lo gracioso es que fue él quien eligió ese despacho. No hay quién lo entienda. Al final, como predecía en el post de ayer, se queda solito en el despacho y yo me he mudado fuera, con los de administración. Como es tan clasista, y ellos son indios, no le ha parecido buena idea al principio. Ya le he dicho que a mí me da igual estar en un espacio abierto, es más, los de administración me caen genial.

Por la mañana, mientras él discutía con Dany, yo presentaba la estrategia para Diesel, el perfume de L'Oreal. También le ha encantado la idea. Pero, al igual que la semana pasada, éste es el junior; habrá que ver lo que piensan sus jefes.

Luego me ha tocado enfadarme con una inglesa estúpida que tiene la oficina justo al lado de la nuestra. Al parecer, se estaba quejando de que alguien está moviendo un póster que tiene gigante en la puerta de nuestra oficina. Yo, muy educadamente, le intentaba decir que no sabía quién podría ser pero que, de todas formas, pensara que no estaba bien puesto, pues tapaba la entrada a NUESTRA oficina. En resumen, ha terminado diciéndome: "Se ver que tu eres ese tipo de chicas". Ni siquiera la he dejado seguir hablando, directamente le he respondido que a mí no me conoce en absoluto y que yo daba esta conversación por terminada. Imbécil.

Por la tarde he intentado ir a pagar la factura de la luz pero el cajero de la gasolinera no funcionaba, así que media vuelta. Mañana haré otro intento.

De vuelta, he recogido a Osama, que esta semana le ha dejado el coche a Jeremy. Hemos ido con Uns al paseo de JBR a tomar algo. Luego se ha unido Ban también. Se han ido a un indio a cenar y yo me he vuelto a casa a hablar con mis padres.

Hoy había sorpresa, estaba Íñigo allí. No estaba muy charlatán pero algo me ha contado. También he hablado con Mer, que iba a recogerlo.

Tras la charla, un chateo con mi tia Rosario y a dormir tempranito. Mañana es como jueves porque el martes es el día nacional de Emiratos. Un día de fiesta en mitad de la semana, qué bien viene.

sábado, 29 de noviembre de 2008

Mudándome de oficina

Hoy, lógicamente, no había quién me levantara de la cama, ¡qué pereza más grande! Pero, al menos, tenía cosas que hacer.

Primero, dejar la mesa bien despejadita para que los de la mudanza la pudieran mover sin problemas. Nos bajamos a la tercera planta, ha sido imposible evitarlo.

Durante un rato, parecía que iba a caer la tormenta del siglo. Llover no ha llovido mucho, pero estaba el cielo negro negro negro y una ventolera tremenda. Mi coche se ha quedado bastante sucio, lleno de arena.

Joe se ha quedado trabajando desde casa así que me ha tocado empaquetar sus cosas. En cuanto vea cómo estamos, monta un escándalo, estoy segura. Estamos en un despacho bastante pequeño, uno en frente del otro y sin espacio para nada más. Dany ha venido por la tarde y sugiere que uno de los dos se quede en el despacho y el otro fuera. Ya se yo que la menda es la que se queda fuera pero no me importa.

Mientras terminaba la estrategia de Diesel, chateaba con mi prima Marta, que hacía mucho que no charlábamos. Entre medias ha tenido que castigar a mi ahijada, que estaba saltando en el sofá a primera hora de la mañana. Comprendo que a su madre no le haga ninguna gracia pero yo me la como.

A mediodía he ido a comer al Westin, que Emilie celebraba su cumpleaños. Ha sido una pena porque me he perdido lo mejor, el postre en la terraza pero bueno, otra vez será.

He vuelto a terminar el documento y corriendo a casa a coger la ropa para mañana, que hoy duermo en casa de Laura. Dani se ha ido esta semana a Corea y se queda sola con el peque, así que me he ido a hacerle compañía.

Primero nos hemos quedado Emilie y yo con Ignacio, mientras Laura llevaba a Dani al aeropuerto. Se lo pasa pipa en su manta rodeado de juguetes. Nos miraba y se partía de risa. Le queda medio telediario para salir gateando ya, está espabiladísimo.

Después del baño y su biberón, ha ido directo a la cuna, frito en medio segundo. Y nosotras nos hemos quedado de charla un rato pero, con tanto silencio, pensábamos que eran las tantas de la noche y eran sólo las 21:30, jajaja. Mejor, así hacemos horario infantil que a media noche piará otra vez.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Disfrutando el mini fin de semana

He amanecido a las 11 de la mañana. Podría haber seguido pero tampoco quería pasarme el único día libre de la semana durmiendo, hay que aprovechar.

Primero, hablando con mis padres un rato, antes de que se fueran al campo a pasar el fin de semana. Mientras tanto, iba tendiendo una lavadora y mi madre fichándome la ropa. Luego no me mangues nada, que te conozco, jaja.

Luego me he unido a Osama y Ban, que estaban en una cafetería de JBR. Cuando he llegado, jugaban al ajedrez y luego hemos intentado pedir cartas pero no está permitido. En vista de lo cual, hemos jugado al ahorcado en árabe, así iba practicando el alfabeto. Muchas risas pero no he caído ni una vez.

Después hemos comido en un japonés y a casa a intentar dormir un poquito la siesta. Dormir no he dormido, pero sí he estado relajadita y con los ojos cerrados, un gusto.

Por la tarde hemos ido a Festival City a recoger a Uns, que se viene a Dubai durante las vacaciones de la Universidad, que tiene dos semanas. Hemos estado cenando algo allí, dando una vuelta y comprando unas cosas en Ikea. Sorprendentemente yo sólo he comprado una flor de pascua. Al menos, tener un poco de espíritu navideño. Lo del Belén está muy complicado pero algo me inventaré seguro.

Y de ahí a casa a dormir, que mañana toca ir a la oficina, ¡qué pereza más grande!

jueves, 27 de noviembre de 2008

De juerga inesperada

Esta mañana me he quedado sin manakhes porque han encargado una cosa distinta y levaba queso así que no he desayunado. Claro, a las 12:30 estaba dando botes del hambre.

El día has sido productivo aunque al final me he terminado enfadando con Houda porque, como siempre, no cuenta con nosotros. Ahora resulta que presentamos estrategia de Diesel el domingo. Y me he enterado porque fui a preguntarle por casualidad, ¿cuándo pretendía contármelo?

He bajado a la tercera planta para confirmarle a Claudine cuál iba a ser nuestra nueva oficina. El sábado tenemos que mudarnos, un rollo. Allí he conocido al nuevo director financiero, que no me acuerdo cómo se llama. Es francés pero ha vivido mucho tiempo en Colombia así que habla español perfectamente. Está encantado de poder practicar conmigo.

Al salir de la oficina he ido con Osama a comprarle el regalo de cumpleaños a Emilie, que se lo daremos el sábado en una comida que ha organizado con todos.

Luego hemos estado con ella en el patio del Royal Mirage. Pero no el de siempre sino uno nuevo que hemos visto, está más agradable. Se han ido uniendo Maan, Jaffar, Omar, Getto, Andrés y Joana, su novia. Nos hemos estado riendo muchísimo, por cosas tontas: la capacidad de las mujeres de hacer varias cosas a la vez, la obsesión de estos ingenieros por los sistemas (teléfonos, ordenadores, etc), y, sobre todo, de la indumentaria de las chicas que entraban a la discoteca que hay al lado.

A lo tonto a lo tonto nos hemos ido animando y hemos terminado entrando a echarnos unas risas y unos bailes. Ha sido una de esas noches que, sin planearlo, terminas a las tantas, cerrando la discoteca y pasándolo pipa. Muy divertido.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Noche toledana

Menuda nochecita me ha hecho pasar el condenado de mi vecino, con policía incluída. A eso de las 2 me ha despertado, como siempre, con la música a toda pastilla. Primero le he dado un toque en la pared para ver si reaccionaba. Al ver que no, he llamado la policía. Ha tardado unos 15 minutos en venir a pedirle que terminara la juerga. En cuanto se han ido, el indecente este se ha puesto a aporrear mi pared. Como para ir a dialogar con él, es capaz de morderme.

Con la tontería, creo que no me he vuelto a dormir hasta las 4:30 de la mañana. Total para levantarme a las 6:30, que tocaba ir a Abu Dhabi, a la embajada.

Ya en la oficina, me han visto cansada y preguntaban si me encontraba bien. Les he contado la aventurita nocturna y Guy, muy majo, se ha ofrecido a ir a hablar con él. Le he dicho que ya lo hemos intentado un par de veces, sin suerte.

El resto del día ha estado sin parar, terminando mis cosas y solucionando los marrones que nos vienen del equipo de Houda, como siempre. Mañana a ver si me siento tranquilamente con Georges y hablo del tema porque es insoportable.

Me he vuelto a echar unas risas con la charla matutina con mi madre y mi hermano.

Chateando con un amigo argentino, me ponía al día de los comentarios en España sobre la Copa Davis. Es una pena que la gente se tome el deporte como una forma más de discriminación y xenobismo. Con la gran final que se ha jugado; terminando los propios jugadores españoles vitoreando al equipo Argentino. Eso es dar ejemplo a esa panda de ignorantes que confunden las cosas.

Como hoy me había dejado el coche en casa, he vuelto de la oficina dando un paseo. La verdad es que ha sido de lo más agradable porque he cogido por el camino largo, que era bordeando toda la marina. He descubierto que abajo de mi edificio hay una cafetería y van a abrir un supermercado, no sé qué año. Porque el salón de manicura se llevó al menos 4 meses con el cartel de "Soon to open" y ni siquiera está abierto aún.

He hablado un ratito con mi padre hasta que me iba a cenar a Wagamama. Hoy estaba insoportable el sitio porque tiene una acústica malísima y estaba lleno. Hemos salido con dolor de cabeza y todo. Luego pasamos por el Mai Thai, la puerta de al lado, para tomar algo y de vuelta a casa.

Hoy me había propuesto dormir, como tarde, a las 22:30 y he llegado hasta pronto; a las 22:15 estaba encamada como una liebre. Mi adorable vecino estaba en su casa pero solo, menos mal. Parece que esta vez me va a dejar dormir.

martes, 25 de noviembre de 2008

Cumpleaños de Emilie

Hoy, al llegar a la oficina, todo el mundo me preguntaba con cara de preocupación cómo estaba, muy majos. Me decían que se habían llevado un buen susto y les daba pena que mi familia estuviera lejos, ¡qué monos!

En general, ha sido un día bastante positivo, creo. He estado terminando la presentación para Viktor & Rolf, que la teníamos a las 4 de la tarde.

Entre diapositiva y diapositiva tenía a mi madre dándome los buenos días por el messenger. Lo mejor ha sido cuando hemos empezado a volverla loca entre mi hermano y yo. Al final hemos terminado los tres teniendo la conversación en la misma ventana, unas risas.

Al mediodía he comprobado la mala calidad del servicio de Dubai. He encargado en el sitio de abajo de la oficina un sandwich de pavo ahumado que tienen muy bueno, sin queso. Pues, además de tardar una eternidad (normalmente son rápidos), me han traído uno de salmón ahumado, nada que ver. He llamado para reclamar y me prometen que me lo traen en 10 minutos. "Muy importante, sin queso", les he repetido. Pues en lo del tiempo han sido exactos pero, como esperaba, tenía queso. He bajado a devolverlo y que me dieran mi dinero, que estaba harta. Ya no tenía ni hambre, se me había pasado. Cuando se lo cuente a Joe, se parte.

Por cierto, que hoy se ha ido a Egipto a presentar el concurso. Así que el resto de la semana estoy solita.

La presentación ha ido muy bien, le han encantado las dos ideas que he presentado, así que muy contenta. Decía que, como se la presentara a su jefe, iba a comprar la idea y contratarme a mí, jajaja.

Después he terminado la evaluación con Dany, que la teníamos pendiente desde el domingo. Muy bien también, parece que está muy contento conmigo y espera que me quede más tiempo. Eso ya se irá viendo, jeje.

Por la tarde-noche, he quedado con Emilie, que está de cumpleaños. Hemos ido primero a Eau Zone y luego hemos terminado cenando algo en el patio.

Ahí me he empezado a molestar otra vez el dolor y me he vuelto a casa. Primero la pastilla y a hablar con mis padres un rato.

Y se acabó, no ha estado mal el día.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Un pequeño susto mañanero

Hoy he llegado a la oficina como una rosa, tan contenta. Pero a eso de las 10 de la mañana me ha entrado un dolor tremendo en la barriga y seguía por los riñones. Se unía que no paraba de sudar y tenía mareos, se me nublaba la vista. Me ha visto Omar por el pasillo, que casi me caía, y me ha estado ayudando a tumbarme en el sofá de la recepción, un número. Han empezado a venir los compañeros, que pensaban que me había sentado algo mal.

Cuando ya no podía más de dolor, me han acompañado Omar y Rayan a la Clínica. Me han atendido en seguida y ya el médico me explicaba lo que podía ser: una piedra en el riñón. Una gracia.

Me han puesto un gotero con buscapina y esperando al resultado de los análisis. El día 6 me harán una radiografía para ver qué hay por ahí. Ahora a beber mucho líquido para poder limpiar bien el riñón y eliminar lo que pueda.

Ya más recuperada, me ha dejado Osama en casa para descansar. Aunque me encuentro mucho mejor, en la oficina hoy no quieren ni verme. Así que la tarde la he pasado en casita.

Primero charlando con mis padres, para contarles la aventura. Luego me he estado riendo a carcajada limpia con mi hermano. Mientras yo hablaba con mi madre, él la mareaba mandándole mensajes por messenger, jajaja. La pobre andaba hecha un lío con tanta ventana.

He estado leyendo un rato, hablando con mi amiga Ana, con mis padres de nuevo para planear las vacaciones de Navidad y adelantando el abrigo de Ignacio.

Y no mucho más, a dormir tempranito para descansar bien. Con las obras del piso de al lado, no he podido ni dormir un poquito de siesta.

domingo, 23 de noviembre de 2008

España se lleva la tercera


No hay mejor forma de empezar hoy que con esta foto robada a El mundo, jeje. Impresionante, se han llevado la primera ensaladera fuera de casa, menudo equipazo. Y han callado la boca a todos esos ignorantes que la daban por perdida cuando Nadal anunció su baja. Es un trabajo de equipo y eso han demostrado con creces. Enhorabuena.

En la oficina, como domingo, ha estado el día tranquilo. Terminando otra de las estrategias, que presentamos mañana por la tarde.

Por la tarde, he tenimo una semi-evaluación con Dany. Pero la ha tenido que dejar a la mitad porque tenía una reunión. El pobre me ha pedido mil perdones y mañana seguiremos. Pintaba interesante.

Joe se va el martes a Egipto, que presentan un concurso en la oficina de turismo de ese país. Así que el final de la semana estaré solita en la oficina.

He empezado a seguir todos los preliminares del partido por Internet y los dos primeros sets. Intenté verlo en alguno de los bares que tienen tele pero estaban todos pendientes del fútbol, como siempre.

En vista de lo cual, nos hemos quedado a cenar en el patio del Royal Mirage. Como dice Emilie, si hubiera programa de fidelidad, teníamos ya dos cenas gratis. Pero no funciona así, al contrario, ni siquiera conseguimos que nos den un sitio de los cómodos, con sofás. Un desastre.

De vuelta a casa, atasco monumental para acceder a Marina, increíble.

Ya en casa, he estado charlando con mis padres un rato para contarnos del fín de semana. Mientras hablábamos, seguíamos el partido que estaba a punto de terminar. Fernando Verdasco dió el tercer punto a España, gran partido. Lástima no haberlo podido ver en la tele.

Y pronto a la camita pero dos amigas de mi adorable vecino me han sacado de la cama, ni siquiera sabían el número de apartamento. Así que eso suponía que tenía invitados y sarao. Tapones y a dormir.

sábado, 22 de noviembre de 2008

De excursión a Ajman

Anoche no tuve demasiada suerte. A eso de las 3:30 me despierta un mensaje en el móvil y ya tardé en dormirme porque mi adorable vecino tenía sarao en casa. Esta vez llamé a la policía pero, a los dos minutos, terminó la fiesta. Así que tuve que llamarles de nuevo para decirles que no vinieran, un lío.

Hoy también tocaba madrugar para hacer un par de recados, que luego íbamos a comer a casa de los padres de Osama, que nos han invitado.

Después de comprar unas flores unos bombones, de excursión a Ajman, el más pequeño de los siete emiratos que componen el país.

Su madre, muy simpática, ha debido estar cocinando casi toda la semana porque el primer plato era una auténtica currada. Es típico iraquí y se llama Dolma. Son diferentes vegetales (tomates, berenjenas, pepino, cebolla, hojas de uva y coliflor) rellenos de carne y arroz, muy buenos. Pero me ha impresionado el segundo plato, que es lo mismo que hace mi madre muchas veces: puré, carne y puré. Estaba también muy rico.

De vuelta a Dubai, hemos pasado por la Universidad Americana de Sharjah. Tienen un campo inmeso y precioso, todo muy nuevo. Acaban de inaugurar la nueva biblioteca, que es la más grande del Golfo. Por supuesto, hemos visto el departamento de Admisión. Lástima que estuviera cerrado, jeje.

Después de Misa en la Iglesia que a mí me gusta, en lugar del italiano; hemos quedado en el Roof Top unos cuantos: Susana, Emilie, que acaba de llegar de Brazil, Jeremy y Margarita, que están a punto de ser papás, y Maan. Un rato agradable de charla.

Yo me he retirado pronto que ya me caía del sueño. Ha sido un fín de semana de no parar.

Y en la copa Davis, España 2, Argentina 1, olé, olé y olé. A ver si mañana sentenciamos la tercera.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Concierto de Kylie Minogue

He amanecido temprano pero entre que me pongo en marcha y no, me han dado casi las 11 de la mañana.

Había quedado con Laura en pasar el día en la piscina con ella, que Dani se ha ido a bucear. Así que allí hemos estado tomando el sol, bañanado a Ignacio, que le vuelve loco el agua y, después de comer, nos hemos vuelto a su casa para descansar y organizarnos para el concierto de Kylie.

El pobre Ignacio está con los dientes y ha pasado la tarde un poco tontito. La verdad es que da una penita verle llorar, porque como nos tiene tan mal acostumbrados...

Osama y yo nos hemos acercado a recoger a la canguro mientras Sue llegaba para irnos todos juntos.

He hablado con Emilie, que está de vuelta de su estupendo viaje a Brazil, oh la la. Se lo ha debido pasar genial. Mañana nos veremos para que nos cuente con detalle.

En el concierto, como siempre, una organización pésima. Todos tenemos que guardar la misma cola para que nos den la pulserita, allí no hay ni VIP ni nada. Tratan igual al que se ha gastado 195 dhs. (40 euros) que al que ha pagado 995 dhs (200 euros).

Una vez nos dan la pulserita correspondiente, entramos en el recinto y, cada uno busca su sección. Sue y Laura iban delante del escenario y nosotros en la tribuna, un poco más lejos pero comodísimos. Se han unido Joe y su mujer, Christine.

El concierto ha estado muy bien, merece la pena. La verdad es que monta un show impresionante, la puesta en escena es genial. Además, ha estado muy simpática. He descubierto un par de canciones que no sabía que eran suyas, jaja.
Después del concierto, había intención de tomarnos algo pero al final hemos terminado cansados, el día ha cundido muchísimo. Así que directa a casa a cruzar los dedos para que mi vecino no tenga fiesta.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Se inaugura el Hotel Atlantis

Llegó el fín de semana, con las ganas que tengo.

En la oficina más de lo mismo, sin nada especial que destacar. Sólo una pequeña anécdota: ha llamado por teléfono preguntando por "Mr. María Ravina", telita. Menos mal que han especificado el nombre que, sino, me doy la vuelta para buscar a mi padre. Pero vamos, será que María es un típico nombre de chico.

Luego ha venido Alberto a despedirse, que se va mañana por la mañana. Volverá en enero con más calma.

Por la noche se planteaba plan tranquilo por obligación, casi. Esta noche es la inauguración oficial del hotel Atlantis, en La Palmera. Parte de la Jumeirah Road está cortada para que todo el famoseo asistente a la nombreda "fiesta de la década" puedan acceder a La Palmera sin problemas. De hecho, los habitantes de las casas y apartamentos de la isla, tenían que esar de recogida en casa a las 4 de la tarde. Y es que claro, estre los asisitentes parece que está Robert de Niro, Oprah, los Beckham, la mismísima Madonna, etc, etc, etc. En plena crisis económica mundial y éstos se gastan 20 millones de dólares en una fiesta para "dar a conocer al mundo la grandiosa obra de Sol Kerzner", lo que hay que aguantar.

Nosotros hemos cenado en Certo, otro italiano bastante mejor que el de ayer. En principiol a idea era ir a Barasti tranquilamente y poder ver los fuegos artificiales pero, claro, estaba a reventar desde las 8 de la tarde, ni de broma. Y es que la espectación creada ante los fuegos ha sido tremenda también; los han definido como "7 veces mejor que el de los juegos olímpicos de Pekín". El afán de roper récords en esta ciudad.

He preferido ver una peli tranquilamente y, cuando me estaba quedando frita, me he ido a dormir, así de simple. Eso sí, desde mi casa se oían los fuegos perfectamente, parecía que se estaba cayendo un edificio cercano. La poca luz que se podía ver, era un espectáculo. Ahí dejo unas fotos que he robado del Gulf News.



miércoles, 19 de noviembre de 2008

Probando un italiano

Esta mañana, como las anteriores, mi madre me da los buenos días a través del messenger; está de lo más hecha a las nuevas tecnologías, me encanta. También me he pegado una charlita agradable con mi hermano.

He estado terminando la estrategia de uno de los perfumes de L'Oreal, que se presentaba esta tarde.

A mediodía hemos tenido reunión con un proveedor de SMS y correos electrónicos, muy fructífera porque nos ha estado contando las novedades para 2009 y van a ser muy útiles. Además nos ha traído unas entradas para el concierto de Kylie Minogue el viernes. Yo pensaba que iban a ser de las básicas pero... ¡son sentadas! ¡Qué ilusión me ha hecho!

Por la tarde, la presentación, ha ido muy bien. Creo que le ha gustado la estrategia, a ver si terminamos haciendo algo para ellos el año que viene.

Luego he hablado con mis padres y mi tía Rosario, que ya estará contenta. Ya planeando los días de Navidad, ¡qué ganas! A ver si, con las fiestas de diciembre, pasa prontito el mes que queda.

Esta noche hemos ido a cenar a un italiano al lado de casa, Stephano's, para probarlo. He ido con Ban, Osama y Maan. Al parecer es uno de los mejores italianos de la ciudad. El dueño es Siciliano y su mujer no conseguimos averiguar de dónde y eso que estuvo charlando con nosotros más de 15 minutos, ¡qué pesadita! La comida estaba buena pero tampoco una exageración.

Luego se ha unido Mohsen un ratito, hasta que venía un compañero con el que había quedado. El pobre ahora se pasa la semana laboral en Arabia Saudí. Nos ha estado contando historias y anécdotas tremendas. Lo último: ahora hay una campaña promovida por un líder religioso para terminar con Mickey Mouse. Sí, el inocente ratón de dibujos animados. Resulta que, según este loco de la colina, el gran dibujo de Walt Disney es "una criatura impura y corrupta enviada por Satán". Tócate los pies. Al parecer, hace años la tomaron también contra Tom y Jerry. Por culpa de este tipo de gente, en el mundo occidental se prejuzga a todos los árabes, se meten a todos bajo el mismo paraguas.

Después de esta gran charla, un agradable paseíto a casa y a dormir.

martes, 18 de noviembre de 2008

Visita de Alberto

Hoy, como ayer, ha sido otro día movidito, sin parar. Pero, a la vez, muy productivo. He estado terminando una de las estrategias y orientando las otras dos, que tenemos un poco más de tiempo.

A mediodía me ha llamado Carlos, un chico español que se está pensando lo de venir a Dubai. Espero que deje de pensar y venga pronto. Estaría bien eso de tener un compatriota en la oficina.

Por la tarde ha aparecido Alberto, de la oficina de Madrid. Me hace ilusión verle en Dubai después de que me trajera el año pasado. Creo que va a estar por aquí hasta el jueves.

Luego, viendo el calendario con Joe, me he dado cuenta de que el año, prácticamente, se nos ha ido ya, muy fuerte. En cuanto empiece Diciembre, se acabó. Además, ahora vienen dos semanas inútiles, con días de vacaciones de por medio, así que va a pasar volando.

La mala noticia es que tendré que estar leyendo el correo desde Jerez, en mis vacaciones. Joe, en principio, no iba a coger ningún día de vacaciones pero, al final, tiene que viajar a Estados Unidos con su mujer, que está tramitando la nacionalidad norteamericana. Pero bueno, van a ser tres días y medio y seguro que tranquilos; en esos días no suele haber mucha gente trabajando.

Por la noche cenita en Wagamama, que ya no vamos con tanta regularidad, y a casita a dormir.

lunes, 17 de noviembre de 2008

De lunes

Esta madrugada me he despertado llorando como una magdalena. Y es que estaba soñando que mi amiga Ana se había muerto, menuda pena. Menos mal que dicen que, con este tipo de sueños, le alargas la vida a esa persona. Espero que así sea.

Aunque aquí ya sea el segundo día de la semana, la sensación ha sido de lunes total. Para variar, el equipo de Houda nos ha dado un briefing a medias y tarde, para presentar la estrategia mañana. Empieza a ser una práctica demasiado común, sólo en ese equipo y, especialmente, con Maya. Total que me ha tocado discutir con Joe, que también se pone muy cabezota algunas veces. Tiene razón pero discutiendo no se llega a nada; al final el trabajo tiene que hacerse de todas formas. Cuando pase, ya hablaremos con Georges y Dany para que no se vuelva a repetir.

En resumen, hemos estado en la oficina hasta las 21:15, que ya no me daba más la cabeza y me he ido a casa. Mañana me tocará más de lo mismo para poder terminar la codenada estrategia.

Por la mañana hemos tenido reunión con Al Aan TV para ver de qué forma podemos aumentar las visitas a su página web. Menos mal que ellas están muy contentas con nosotros.

De nuevo hacía muchísimo frío en la oficina. Ha tenido que venir el del aire acondicionado otra vez. A ver si ya lo solucionan porque estamos al borde de la pulmonía.

He salido corriendo de la oficina para poder hablar con mis padres, que ya tocaba. Hemos estado de charla un rato largo, para ponernos al día.

Y después, a dormir tempranito, que el día tan productivo me ha dejado agotada.